10 de enero de 2013 / 06:04 p.m.

 

Ciudad de México • El fondo de rescate europeo debería dar ayuda directa a los bancos de la Unión Europea (UE) que ya presentaban problemas antes de la puesta en marcha del supervisor bancario único, consideró hoy aquí el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

En junio pasado los 27 países miembros de la UE acordaron permitir la recapitalización directa de la banca una vez que todas las entidades europeas estuvieran sometidas a un mismo organismo supervisor.

La iniciativa tiene por objetivo romper el vínculo entre la deuda pública y los problemas de las entidades al eliminar la necesidad de rescates estatales.

Sin embargo, Alemania, Holanda y Finlandia presionan para que la posibilidad sólo sea válida para solucionar problemas surgidos después que el supervisor único esté en operación, lo que no deberá ocurrir antes de 2014.

"Acredito que debe haber algún grado de retroactividad en el mecanismo. Caso contrario, perdería todo el sentido", defendió Juncker en su última comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo (PE) como presidente del Eurogrupo.

El jefe del Eurogrupo, que deja su cargo a finales de enero, también criticó el intercambio de acusaciones entre los países del norte y del sur de la unión monetaria y pidió más voz para esos últimos, los más afectados por la crisis.

"Los países del norte no son más virtuosos que los del sur. Deberían mirar sus propios libros de cuentas", aseveró.

Al próximo presidente del Eurogrupo le aconsejó hablar con determinación, pero que ante todo escuche a los países del sur, "porque de lo contrario será un desastre", advirtió.

El Eurogrupo deberá decidir al sucesor de Juncker el próximo 21 de enero.

Al respecto, el presidente saliente dejo entrever hoy que su sucesor podría ser el ministro de Finanzas de Holanda, Jeroen Dijsselbloem, el mejor posicionado entre los círculos diplomáticos de Bruselas.

Notimex