21 de mayo de 2013 / 12:51 p.m.

México  • La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) afirmó que en la próxima discusión de la reforma hacendaria se deben incluir medidas para simplificar el sistema fiscal, con el objetivo de que el sector empresarial tenga seguridad jurídica y continúe invirtiendo.

En conferencia de prensa, el subprocurador de Análisis Sistémico y Estudios Normativos de la Prodecon, Juan Carlos Roa, destacó que al empresario en México “le duele” la forma en que se pagan impuestos, ya que la ley tiene una interpretación rigorista por parte de las autoridades.

Según el organismo, de los 223 mil millones de pesos que se recaudan por el pago de ISR, 40 por ciento son aportados por el sector empresarial, por lo que de simplificarse el pago de impuestos también se combatirá la informalidad y la elusión fiscal.

Ante este escenario, la Prodecon presentó un decálogo con propuestas para la seguridad jurídica de empresarios, en él destaca la simplificación de costos de cumplimiento, generar un marco legal accesible y otorgar a facilidades al empresariado.

“Se trata de una propuesta de aspectos que no deben pasarse por alto. Son iniciativas realizadas a partir de lo que la Prodecon en su experiencia ha encontrado como las mayores dificultades para el pago de impuestos de los empresarios”, dijo el organismo.

Entre otros puntos, la Prodecon destacó que los empresarios están dispuestos a corregir errores, por lo que no se les debe impedir arreglar su situación ante el fisco, tampoco se les debe poner trabas ni efectuar distinciones que imposibiliten o simplemente generen incomodidades para quienes quieren ponerse al día.

“Debe reconocerse que la generación de ingresos tiene costos —salarios, inventarios, compra de activos— y que dichos costos deben descontarse de la base al momento de calcular el impuesto respectivo”, señala el punto tres del decálogo de la Prodecon.

En el punto cinco, la procuraduría asegura que los empresarios están dispuestos a cumplir, por lo que no deben ser tratados como presuntos evasores. Medidas como la inmovilización de cuentas bancarias no deben ser utilizadas de manera indiscriminada.

Antonio Hernández