14 de junio de 2013 / 02:31 p.m.

En los últimos cuatro años el autotransporte privado sufrió el robo de por lo menos 38 mil camiones y otras unidades, perpetrado principalmente por las bandas de la delincuencia organizada, lo que además de provocar pérdidas económicas redujo la competitividad del sector.

Leonardo Gómez, director de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), afirmó que hasta el momento se han identificado al menos 158 puntos con alto índice de inseguridad en la red carretera del país.

Ecatepec, Estado de México, y Monterrey, Nuevo León, son las zonas donde se perpetra el mayor número de hurtos, muchos de ellos con violencia, ya que desde 2009 y hasta febrero de este año se registraron al menos 3 mil 574 y 3 mil 405 ilícitos, respectivamente.

También son las zonas que registran el mayor número de ilícitos por día, pues en promedio en el municipio mexiquense ocurren al menos 13 robos, mientras que en Monterrey la cifra asciende a 21, la más alta del país.

Aun cuando se lleva a cabo una serie de estrategias para reducir los delitos, no ha sido suficiente, lo que se refleja en que el porcentaje de recuperación de vehículos es mínimo en comparación con el número de robos.

Tan solo en el Estado de México, en enero se robaron mil 913 vehículos, de los cuales solo 24.6 por ciento fueron recuperados, mientras que en febrero la cifra de hurtos alcanzó las mil 674 unidades y apenas 28.4 por ciento se rescataron.

MÁS VIOLENCIA

""Cada vez el hurto es con mayor violencia, no nada más se roban la unidad, sino que también hay problemas con los operadores, lo que quisiéramos poner a consideración de las autoridades""

Ante este panorama, Gómez urgió a impulsar programas para erradicar los delitos, por lo que la ANTP se pronunció por trabajar de manera conjunta con las autoridades correspondientes.

En el contexto del 13 Foro Nacional del Transporte de Mercancías de la ANTP, el directivo insistió en que es necesario que la policía ponga especial atención en los cruces viales entre el Distrito Federal y el Estado de México, así como en la ruta México-Puebla, toda vez que también se mantienen como puntos con alto índice delictivo.

En este sentido, Roberto Díaz, presidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), afirmó que la violencia se ha recrudecido, pues algunos operadores han sido asesinados.

Ante este escenario, los gremios han recomendado a los choferes no oponer resistencia al ser atracados. ""La verdad el operador cuenta solo con un martillo o un desarmador y los otros (los delincuentes) con armas AK47 o R15, entonces están muy disparejas las fuerzas; la recomendación siempre es salvaguardar la vida de las personas a toda costa"".

Aunque reconoció que se están llevando a cabo acciones para erradicar el problema, el dirigente de la Canacar denunció que algunas veces ""a la autoridad le da por maquillar cifras o minimizarlas"", pero los delitos existen.

— NAYELI GONZÁLEZ