RAFAEL RIVERA - @RAFADATOS
13 de diciembre de 2015 / 09:21 p.m.

Durante la primera mitad entre Pumas y Tigres, el árbitro Fernando Guerrero sorprendió a la afición, pero no por su actuación sino al ser derribado en pleno juego.

Al minuto 33, el silbante fue golpeado de forma accidental por Ismael Sosa de Pumas, durante la disputa de un balón por aire. El suceso causó furor en redes sociales, aunque no existió castigo alguno debido a la condición accidental de la jugada.