MAYELA SANTOYO - @MAYESANTOYO
12 de octubre de 2015 / 09:51 a.m.

Estar fueras de las canchas por una lesión, para un futbolista es una de las sensaciones nada gratas que les toca vivir en sus carreras.

Una hernia de disco con lesión del nervio ciático, fue lo que se le detectó al mediocampista de Tigres, José Francisco Torres y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente el pasado mes de enero; seis meses después regresó al futbol y más motivado que nunca.

Hoy en día, en la mente del contención felino sólo está un objetivo: volver a recuperar su mejor nivel futbolístico y ser considerado en el cuadro estelar de Ricardo Ferretti, aseguró en entrevista a MMDeportes.

¿Cómo te sientes tras tu regreso y cómo fue esa etapa en que estuviste fuera de los entrenamientos?

“(Estoy) contento. Siempre es bueno regresar y tratar de llegar al nivel que dejaste. La verdad fue una lesión muy complicada; algo que realmente sí me dolió. Me pegó donde más me dolía, justo cuando mejor me sentía un día regreso de vacaciones y me dicen que me tienen que operar y la verdad no me la creía. Sabía que tenía un dolor muy fuerte, pero jamás pensé que tenían que operarme.

“Gracias a Dios ya pasó todo eso. Ahora estoy desesperado por querer regresar al nivel de donde lo dejé, pero sé que es paso a paso y aprovechar las oportunidades que me toque jugar”.

Has tenido participación en Concachampions, justo te tocó anotar recientemente, ¿cómo te deja esta aunque poca participación?

“La verdad muy bien. Obviamente te desesperas porque antes venías jugando y ahora por por la lesión, mis compañeros están en muy buen nivel. Me alegro mucho por ellos; apoyo a mis compañeros en todo momento.

“Pero también quiero regresar a ese nivel, sé que es cuestión de seguir jugando, de entrenar al máximo y esforzarme. Gracias a Dios que me ha tocado partidos de ‘Concachampions’ de repente entrar y trato de hacerlo de la mejor manera. En el último partido me tocó anotar y eso me da un poquito más de confianza de seguir participando”.

Además, el mediocampista felino lleva una motivación extra. Justo después del Clásico Regio se convirtió en papá por segunda ocasión, ahora de una pequeña niña de nombre Franchesca a quien pudo dedicarle el gol ante el Isidro Metapán en El Salvador.

“Fue una jugada muy rara porque como el portero mide casi 2 metros pensé que la iba a agarrar. Pero no me confié, el balón queda ahí en un lado, alcancé a puntearla y entre dos defensas se hicieron bolas.

“Jamás pensé que iba pasar el balón pero obviamente cuando entró le di gracias a Dios y era dedicado a mi hija que acaba de nacer”, menciono el jugador de Tigres.