2 de abril de 2013 / 01:11 p.m.

México • El flujo de remesas que envían los mexicanos radicados fuera del país sumó su octavo revés consecutivo, y durante febrero de 2013 se contabilizó la entrada de mil 590 millones de dólares, es decir, una caída anual de 11.1 por ciento, reveló el Banco de México (Banxico).

Este resultado se convirtió en el tercero más profundo de los últimos ocho meses, solo superado por el desplome de 20.2 por ciento que observó en septiembre de 2012 y de 12 por ciento de agosto del mismo año.

Incluso, si solo se compara el flujo de remesas del mes de febrero, el de 2013 es el más bajo desde 2010.

El dato que presentó el Banco de México sorprendió negativamente al consenso de analistas, que esperaban un ingreso por remesas de mil 715 millones de dólares, es decir, una caída de 4.1 por ciento.

Sin embargo, los especialistas comentaron que el descenso en el flujo de remesas se debió principalmente al efecto estacional del año bisiesto de 2012, cuando entonces febrero contó con 29 días.

“Consideramos que el envío de remesas se vio limitado en parte por un efecto base, ya que el flujo de febrero de 2012 se vio beneficiado por el año bisiesto, el cual contribuyó de manera significativa al incremento en el flujo de divisas”, expuso el analista económico de Banorte-Ixe, Alejandro Cervantes.

Por su parte, el economista en jefe del banco Ve por Más (BX+), Manuel Guzmán, dijo que la variación negativa de las remesas se debió a una caída del ahorro como proporción del ingreso disponible a 2.6 desde 3.5 por ciento, lo que sugiere que los residentes en Estados Unidos con familiares en México prefirieron incrementar su gasto y reducir el monto de envío de divisas.

Las remesas constituyen un ingreso importante para las familias que se benefician de estas divisas, pues sirven para absorber gastos como la alimentación, el vestido y la educación, principalmente.

De acuerdo con el reporte mensual de Banxico, en febrero de 2013 se enviaron 293 dólares en promedio, una cantidad inferior si se compara con los 320 dólares que se mandaron en igual periodo de 2012.

El experto económico de Banorte-Ixe estimó un mayor dinamismo en el flujo de remesas durante el segundo semestre del año, pues los últimos datos del Buró de Estadísticas Laborales en Estados Unidos (BLS por su siglas en inglés) sugiere un mayor número de empleos para los migrantes mexicanos.

“"De continuar esta tendencia en el mercado laboral estadunidense, el mayor flujo migratorio de mexicanos hacia Estados Unidos tendrá un impacto positivo sobre el flujo de remesas de marzo y abril"”, añadió Cervantes.

Por ello, explicó es probable que se dé un mejor desempeño en el flujo de remesas en la segunda mitad del presente año.

Manuel Guzmán anticipó que en marzo continuará la baja en el envío de remesas, pues otro factor que jugará un rol contra su envío es la apreciación del tipo de cambio mexicano frente al dólar estadunidense, pues ante la expectativa de una menor conversión de pesos por divisa extranjera, los migrantes prefieren esperar un mejor momento para su envío.

“"Prevemos que la entrada de dólares al país comenzará a mostrar variaciones positivas en el segundo trimestre del año como resultado de un mayor dinamismo en la economía estadunidense, que crecerá 2.3 y 2.6 por ciento en el tercer y cuarto trimestres de 2013. Un factor que apoyará directamente lo anterior es la recuperación del empleo en el sector de la construcción, en donde se emplea una parte importante de los mexicanos que envían remesas"”, afirmó.

Según un estudio del Banco Mundial, México es el tercer mayor receptor de remesas en el mundo, solo por debajo de India y China, y se espera que este año ingresen al país poco más de 20 mil millones por este concepto.

***

Mesurado crecimiento en primer trimestre

- La actividad económica del país tuvo un dinamismo mesurado durante el primer trimestre del presente año, aseguró el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Al presentar la evolución del indicador IMEF manufacturero, el instituto explicó que éste tuvo una reducción de 0.2 puntos en marzo de 2013, en comparación con el mes anterior, con lo que se ubicó en 52.2 puntos, es decir, por arriba del umbral de 50 puntos (el cual indica que se encuentra en fase de expansión).

“La evolución del indicador IMEF manufacturero, reflejo cercano del sector exportador de manufacturas, sugiere un primer trimestre del año de crecimiento mesurado para este sector”, expuso el organismo en un reporte.

El comité técnico que mide el indicador reveló que el entorno económico internacional se mantiene como un riesgo para el crecimiento del país.

“"Los riesgos en Europa continúan y las expectativas de crecimiento de la zona del euro para este año permanecen siendo poco optimistas. En Estados Unidos todavía hay incertidumbre sobre el impacto que tendrán en la economía los distintos recortes automáticos en el gasto público durante 2013"”.

Alberto Verdusco/México