11 de abril de 2013 / 05:50 p.m.

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Benjamín Grayeb Ruiz, dijo que aunque no sería una fatalidad que Rusia cerrara definitivamente sus puertas a la carne fresca procedente de México, sí es importante porque se trata de un mercado nuevo.

En entrevista, aseguró que es importante llegar a un arreglo con esa nación para continuar con la relación comercial, dado que se trata de un mercado nuevo y porque marcaría un precedente para que otros países tomaran una decisión similar.

""Debemos de pensar en ampliar nuestro mercado siempre. Hay que arreglar este asunto, porque si no lo hacemos es darle la excusa a otro país de que nos pueda decir lo mismo. Hay que arreglarlo indiscutiblemente"", sostuvo en el marco de la inauguración del foro internacional CropLife Latin America.

Esta semana, el gobierno ruso determinó cerrar las puertas a las importaciones de carne fresca de varias empresas mexicanas con el argumento de que éstas utilizan ractopamina, suplemento alimenticio para el ganado prohibido en esa nación.

— NOTIMEX