JAIME GARZA 
18 de mayo de 2015 / 09:31 a.m.

Los Tigres apostaron por la Liga con los titulares, pero salieron a empatar y quedaron eliminados tras perder 1-0 la vuelta de los Cuartos de Final ante Santos.

Con una propuesta conservadora y carente de agresividad, el líder del torneo, el equipo de Ricardo Ferretti se despidió de la Liga y ahora solo le quedará la Libertadores para evitar el doble fracaso del semestre.

El viernes, 24 horas antes de recibir al Santos, el Tuca y la directiva cambiaron de opinión con respecto a la prioridad del equipo para este semestre. Antes de comenzar la Liguilla, el presidente Alejandro Rodríguez declaró que apostarían por el torneo continental, pero las reglas cambiaron con la tentación de asegurar su pase a la Semifinal en la Liga.

Anoche, Tigres salió de gala, con su mejor cara. Pero en la cancha se desconocieron y cuando quisieron reaccionar ya fue demasiado tarde.

Con la eliminación en la Liga ahora Tigres deberá viajar este domingo a Ecuador para enfrentar los Cuartos de Final frente al Emelec y concentrarse en un solo certamen: la Libertadores.

Por el contrario, el equipo de Pedro Caixinha salió con una postura agresiva y exhibiendo velocidad en sus ataques, aunque su dinámica se fue apagando por la humedad y el calor, factores determinantes en el desgaste que acusaron los jugadores en la primera mitad.

Al arranque, Andrés Rentería desde fuera del área se probó desde fuera del área, el arquero Nahuel Guzmán escupió hacia la derecha y en el rebote Javier Orozco desaprovechó una oportunidad clara de frente al arco al tirarle a la posición del argentino quien amortiguó el disparo.

Luego, Orozco y Néstor Calderón volvieron a probar fortuna en dos ocasiones, pero sus remates salieron desviados.

Al 14', Santos se salvó del tanto felino. En un tiro de esquina cobrado por Rafael Sóbis, el ecuatoriano Joffre Guerrón remató con el muslo y Agustín Marchesin hizo un paradón. Acto seguido, Néstor Araujo rechazó, pero en el rebote le cayó a José Rivas al filo del área chica, quien contrarremató a boca jarro y otra vez Araujo rechazó con la cabeza sobre la línea de gol para salvar por segunda ocasión.

Enseguida, al 21', Guerrón armó una buena pared con Sóbis, pero al llegar a línea de fondo en vez de sacar una diagonal, sacó un derechazo sin ángulo de tiro que pasó por encima del arco lagunero.

Luego, por 11 minutos, el partido ofreció nulas emociones en el arco, ambos equipos se neutralizaron, hasta que apareció Sóbis con un remate de zurda de larga distancia que Marchesin volvió a atajar.

Pero luego de esa ocasión, de nuevo una laguna de emociones hasta que terminó la primera mitad.

Santos era el necesitado, requería de arriesgar más y atacar con mayor vehemencia para ganar y avanzar a la Semifinal. Y aunque tardó en recuperar su idea del arranque del juego, lo consiguió con el ingreso de Djanini Tavaes.

Antes al 53', Guerrón apareció por izquierda y generó una falta a su favor, pero en esa pelota detenida Sóbis no pudo hacer crecer la jugada y siete minutos después en otra pelota detenida, el brasileño fue directo a gol con tiro potente que, no obstante, pegó en la espalda de Lugo y salió desviado.

Al 65', en el primera pelota al área de Tigres, Djanini remató de volea directo al saque de banda en una terrible falla del atacante de Cabo Verde.

Santos lamentó su falla, pero dos minutos después, Calderón sacó un trazo largo precisamente a Djanini, quien esta vez hizo la jugada de crack tras hacer una recepción perfecta, eludir a Nahuel y definir con toque cruzado para el 1-0 y el 2-1 en el marcador global. La banca de Santos festejó eufórica, sobre todo el técnico Caixinha, mientras el Volcán callaba.

Con la desventaja en el marcador y la necesidad de empate, los Tigres adelantaron líneas, aunque Lugo y Jesús Dueñas, sacó un remate de volea desde fuera del área

La 81', los Tigres se volvieron locos en la zona baja. "El Piloto" Jiménez quiso burlar en la salida, perdió la pelota y en un dos contra uno, Santos dejó ir el triunfo que decretaba su pase. Rentería tiró por un costado en lo que pudo ser el 2-0.

Los Tigres llegaron previo al duelo ante Santos con 7 triunfos consecutivos en Liga en el Volcán y 11 sin perder en el Volcán, incluyendo los juegos de Copa Libertadores, y ayer, en el momento menos oportuno, rompieron su buena racha para quedar eliminados en la Liga.

En la recta final, Peñalosa no marcó penal en una aparente falta de Aldrete a Sóbis al momento de hacer un movimiento al espacio, pero el silbante no lo sancionó porque no se percató.

Como sea, Tigres propuso menos que Santos y su pecado ahora tendrá que resarcirlo con la clasificación a la Semifinal de la Libertadores. ¿Lo logrará?