CORTESÍA MILENIO DIGITAL
24 de abril de 2016 / 12:51 p.m.

La dirección de Seguridad Pública informó que la riña entre aficionados del equipo Santos Laguna y Tigres, dejó como resultado la detención de quince regiomontanos y siete locales.

Fueron turnados al agente investigador del Ministerio Público, por delitos de lesiones y daños en propiedad ajena.

Iniciaron el pleito al final del juego y en su momento fueron controlados en el interior del estadio Territorio Santos Modelo, por agentes asignados a la vigilancia, situación que no pasó de insultos y amenazas.

Una vez afuera y sobre el área de estacionamiento resurgió la discusión entre un grupo de laguneros y regiomontanos que terminaron protagonizando una riña donde las piedras y otros objetos se lanzaron.

Dieron blanco en algunos vehículos que se encontraban en el área del estacionamiento.

La trifulca que parecía extenderse entre los "aficionados", causó el temor e insertidumbre entre los verdaderos seguidores de ambos equipos, por lo que tuvieron que resguardarse hasta que todo fue controlado por la policía, que lograron detener a los principales rijosos que se dieron con todo.

Fue necesario el apoyo de paramédicos de AR y Cruz Roja, para brindar atención a los individuos escandalosos que terminaron con heridas, para luego ser trasladados e internados en la cárcel municipal.

Propietarios de vehículos que resultaron dañados en el enfrentamiento les señaló personal policiaco que interpusieran formal denuncia ante el agente investigador del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado, que definirá la situación legal.