Notimex
24 de agosto de 2013 / 10:51 p.m.

 

Ciudad de México  • El endeudamiento de estados y municipios no representa un riesgo para las finanzas públicas nacionales; sin embargo, es importante que se mantenga en niveles sanos a fin de evitar problemas en los próximos años, aseguró el subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Miguel Messmacher Linartas.

El funcionario indicó que entre 2008 y 2012 se duplicó el endeudamiento, lo que equivale a tres por ciento del ProductoInterno Bruto, por lo que si sigue creciendo a este ritmo los próximos años, podría llegar en cuatro años a seis por ciento o inclusive a 12 por ciento en ocho años.

"Es muy importante no satanizar la deuda pública ni satanizar el endeudamiento que puede tener usos claramente legítimos y de beneficio para la sociedad, si se utiliza de manera prudente y con cuidado, para fondear proyectos importantes de infraestructura a nivel local que vayan a contribuir a un mayor crecimiento", afirmó.

Durante su participación en el seminario Alienación Estratégica y Gobernanza Eficaz, organizado por la Fundación Colosio, Messmacher Linartas explicó que en promedio, la gran mayoría de las entidades federativas y los gobiernos municipales tienen niveles sanos de endeudamiento.

No obstante, agregó, si hay algunos casos donde los niveles de deuda son altos y han generado problemas.

"Obviamente en una situación donde el gasto crece más que los ingresos, eso tarde o temprano te lleva a tener que depender del endeudamiento.

"Entonces ese crecimiento del gasto más elevado que los ingresos es lo que ha llevado en algunos casos a déficits importantes y a los problemas de endeudamiento que hemos observado".

En este sentido, el subsecretario de la SHCP destacó que para evitar este tipo de conflictos hay que dotar de mayores facultades recaudatorias a los gobiernos locales, ya que actualmente son limitadas.

Sin embargo, precisó, los detalles de esta iniciativa se darán a conocer a inicios de septiembre cuando presentemos la reforma hacendaria.

Asimismo, comentó que hay facultades que ya tienen los gobiernos locales que no son plenamente utilizadas; un ejemplo, la recaudación del impuesto predial, el cual representa 0.2 por ciento del PIB, mientras que en el resto de América Latina es de 0.6 por ciento del PIB.

Además, dijo que el gobierno federal trabaja de manera conjunta con los gobiernos estatales y municipales con la idea de ver de qué manera se puede intentar facilitar el flujo del crédito, reconociendo que la deuda puede ser un instrumento bueno, siempre y cuando se utilice de manera adecuada y responsable.

El endeudamiento excesivo es algo que se debe evitar. Sin embargo, el endeudamiento público bien utilizado puede ser un factor que permita potenciar los ingresos públicos para efectos del desarrollo, puntualizó.