9 de mayo de 2013 / 01:12 p.m.

Monterrey • El millonario adeudo heredado con proveedores de la administración de Ivonne Álvarez asciende a 300 millones de pesos, de acuerdo con estimaciones de la firma calificadora Standard and Poor’s.

Monto que de continuar elevándose en esta nueva administración podría seguir afectando a las presionadas finanzas, así como a la calificación crediticia ubicada en este momento en “mxBB” señalaron los analistas Manuel Orozco y Daniela Brandazza, de la calificadora S&P.

“"Esto (cantidad de deuda) pudiera orillar al municipio a que tengan o salir a pedir deuda o seguir manteniendo una deuda con proveedores muy alta, que pudiera otra vez seguir presionando la calificación crediticia"”.

Los expertos señalaron que en los últimos dos años la deuda con proveedores se ha mantenido por arriba de los 100 millones de pesos con una tendencia a la alza.

Indicaron que las autoridades municipales tienen conocimiento de este adeudo. Una de las situaciones que no resultan positivas es que su recaudación de impuestos es menor:

“"Vemos que hay un rezago en la recaudación de impuestos al cierre del 2012. A principio de esta año lleva un programa para atacar el rezago del predial, actualizó los valores catastrales que todo eso esperamos que tenga un impacto positivo"”, indicó Orozco.

De acuerdo con el reciente reporte emitido por Standard and Poor’s se estima que la posición de liquidez continuaría siendo débil en los próximos 12 meses en relación con los pasivos circulantes y su servicio de deuda, aunque las medidas del municipio para controlar el gasto operativo contribuiría a mitigar presiones de liquidez.

Al cierre fiscal de 2012 el municipio de Guadalupe concentra una deuda con la banca comercial por 714 millones de pesos, que representa un 60 por ciento de sus ingresos discrecionales.

ALEJANDRA MENDOZA