ROBERTO FLORES
3 de diciembre de 2015 / 08:45 p.m.

La cara de campeón que unos días atrás había mostrado Tigres se desvaneció en 90 minutos, al no poder descifrar el cerrojo defensivo del Toluca y empatar sin goles en la Ida de la Semifinal del Apertura 2015.

Un sabor amargo dejó en los Incomparables este, pues José Saturnino Cardozo le dio una "sopa de su propio chocolate" a Ricardo Ferretti, ya que hace un año en la misma instancia, Tigres fue al Nemesio Díez a sacar el mismo marcador.

Ahora todo quedará para definirse en el mismísimo Infierno, pero recordando que otro 0-0 le da el pase a los mexiquenses por mejor posición en la tabla, ante lo que Tigrs deberá mejorar y mucho si quiere estar en la Final.

Toluca vino al Universitario a manejar su ventaja por la posición en la tabla general y plantó a sus 11 jugadores detrás de su media cancha, esperando a Tigres y tratando de apretar apenas pasaban a su territorio.

Los felinos empezaron muy erráticos en las salidas y pusieron en peligro varios balones. Sin embargo, apenas a los 3 minutos André-Pierre Gignac mando su primer aviso con un disparo que Talavera controló.

Los Diablos Rojos empezaron a jugar muy físico, cometiendo muchas faltas que el silbante Luis Enrique Santander pasaba por alto.

El balón y el dominio del juego eran auriazules, mientras los 43 mil Incomparables en las tribunas alentaban y soportaban un gélido viento.
El principal motor felino era Javier Aquino, que una y otra vez desbordaba a Óscar Rojas y a los 20' se metió "hasta la cocina", pero no supo definir ante Talavera. Luego al 24' remató débil un centro de Jürgen Damm.

Gignac provocó que su afición se parara de la butaca al estrellar un cabezazo en el travesaño, dejando ahogado el grito de gol en sus gargantas. Fue hasta el 31' cuando Enrique Triverio hizo el primer tiro visitante, pero sin peligro.

El goleador francés estuvo cerca dos veces más antes de terminar el primer tiempo, al 35' y 37', pero sin fortuna.

Al 45", Antonio Ríos derribó a Aquino dentro del área para un claro penal que no dudó en marcar Santander, lamentablemente Juninho cobró mal y Talavera detuvo el tiro, evitando el gol universitario y dejando mudo a El Volcán.

Para el complemento, la tónica se mantuvo. Tigres yendo al frente, principalmente por el lado de Aquino, mientras los Diablos Rojos esperaban sin presionarse, pero buscando provocar un error en las salidas.

La desesperación iba poco a poco en aumento, tanto entre los felinos como en su público. Más cuando al 58" un balón perdido a media cancha casi les cuesta el gol n contra, pero Nahuel Guzmán atajó el disparo de Triverio.

El ambiente estaba frío como el clima, los únicos que cantaban eran los Libres y Lokos, pero despertaron al 60' al ingresar Damián Álvarez por Damm, pasando Aquino por derecha.

Toluca seguía provocando errores y de a apoco fue ganando metros y la media cancha. Ante esto Tuca sacó a Dueñas y mandó al "Cacha" Arévalo, pero lo que faltaba era chispa arriba, alguien que cambiara el "script" de esta película.

El reloj seguía su marcha y los circuitos ofensivos del auriazul estaban apagados, sin conexión. El Enano no pesaba igual que hace una semana ante Jaguares y la tribuna desesperaba pues no se veía por donde podía caer el gol y Ferretti se quedó una vez más con Guerrón en la banca.

Los últimos minutos fueron desesperantes. Tigres insistía, pero sin claridad, a los empujones y así fue imposible, se consumó el insípido 0-0, que le deja a los felinos la necesidad de ir al Nemesio Díez por un triunfo o un empate con goles para avanzar a la Final.