10 de septiembre de 2013 / 01:40 p.m.

México  • The Coca-Cola Company dijo que el impuesto especial a las bebidas azucaradas es discriminatorio e incompatible con una buena política fiscal.

“"Un impuesto sobre bebidas no está justificado. La gente consigue calorías de muchos alimentos y fuentes de bebidas, y un impuesto sobre un producto no va a resolver un problema tan complejo como la obesidad"”, dijo la firma en un comunicado.

Coca-Cola agregó que los refrescos y otras bebidas endulzadas con azúcar representan solo entre 5.5 y 6.6 por ciento de las calorías promedio en la dieta de los mexicanos, considerados los mayores consumidores per cápita de refrescos en el mundo, según la propuesta de reforma.

A su vez, los analistas Alexander Robarts y Sergio Matsumoto, de Accival Casa de Bolsa consideraron que el nuevo impuesto a los refrescos reducirá 1.7 por ciento la utilidad de Arca Continental y 2.9 por ciento la de Coca-Cola Femsa (KOF), respectivamente.

El gravamen especial de un peso por litro representa un promedio estimado de 9.5 por ciento sobre las bebidas endulzadas con alta fructosa o azúcar, de Arca, y de 10.5 por ciento para KOF.

La previsión es que el impuesto propuesto a las bebidas azucaradas afecte en 30 por ciento las ventas consolidadas de KOF.

“"Por lo tanto, estimamos que 2.3 por ciento de su utilidad consolidada se verá afectada el próximo año si esta iniciativa se aprueba sin cambios"”, añadieron.

Los analistas sostuvieron, en un reporte emitido por la correduría, que Arca sufrirá el efecto adicional del aumento del IVA en las ciudades fronterizas.

Emilio Herrera, director general de la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas, indicó que el impuesto especial a las aguas azucaradas, que se contempla en la propuesta de reforma hacendaria, afectará miles de plazas laborales, así como la economía de las personas, y no resolverá el problema de la obesidad.

“"Este impuesto, como está planteado, en una lata de refresco estará pagando entre 4 y 5 por ciento de impuesto, mientras que en un envase de los más grandes el monto es de entre 20 y 25 por ciento. Es bueno estar consciente de que este impuesto a los refrescos, en sentido estricto, es un impuesto que van a pagar los consumidores de refrescos"”, puntualizó.

 — ESTHER HERRERA, ALEJANDRA MENDOZA, LUIS MORENO