6 de enero de 2013 / 11:20 p.m.

Ciudad de México • Con el acuerdo alcanzado en Estados Unidos para evitar el denominado "precipicio fiscal", se disipa un riesgo relevante a nivel global para la economía mexicana, consideró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En el Informe Semanal de su Vocería, expone que el acuerdo fiscal estadunidense, aunado al paquete económico aprobado en México para 2013, disminuye la vulnerabilidad de la economía nacional ante el complejo entorno internacional.

Sin embargo, subraya, es necesario dar impulso a las reformas estructurales que el país necesita para alcanzar mayores tasas de crecimiento, generación de empleos y mayor bienestar para todas las familias mexicanas.

Las consecuencias contrarias "podrían haber sido muy negativas no sólo para Estados Unidos, sino también para muchas economías desarrolladas y emergentes del mundo, entre las cuales se encuentra México", estima.

El pasado 1 de enero del presente año, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó un nuevo acuerdo que evita el "precipicio fiscal" y que, a decir de la Casa Blanca, representa una solución bipartidista que mantiene bajos impuestos para la clase media e impulsa el crecimiento económico estadounidense.

Aunado a las medidas para reducir el déficit adoptadas en abril de 2012, el nuevo acuerdo fiscal reduce el déficit por 737 mil millones de dólares, y se mantiene el compromiso a reducir el déficit aún más.

La SHCP refiere además que dentro del paquete de medidas fiscales aprobadas por la Cámara de Representantes de Estados Unidos para 2013, destacan acciones para el gobierno, personas físicas, empresas y apoyos en ese país.

Se espera que estas medidas promuevan la recuperación económica y se reduzca el déficit del gobierno de Estados Unidos durante los siguientes cinco años, con lo que se fortalecerá la economía de dicho país, señala.

Precisa que debido a que la economía mexicana se encuentra íntimamente ligada al desarrollo económico de Estados Unidos, el nuevo acuerdo fiscal estadunidense representa una oportunidad para fortalecer las bases de crecimiento del mercado interno y la estabilidad macroeconómica de México.

La aprobación del paquete 2013, caracterizado por un presupuesto equilibrado y un manejo financiero transparente, representa un claro ejemplo de los esfuerzos llevados a cabo por la actual administración para contrarrestar los riesgos en el plano internacional, a la vez que contribuye a generar estabilidad macroeconómica, añade la dependencia.

NOTIMEX