ROBERTO FLORES | betoflores67
12 de marzo de 2016 / 06:27 p.m.

Las tradicionales goleadas a Pumas quedaron en el olvido, esta vez Tigres mantuvo su falta de puntería frente al arco rival y dejó escapar una valiosa oportunidad de meterse entre los primeros cuatro de la tabla al igualar sin goles ante los capitalinos.

En lo que fue una reedición de la última Final, los campeones estuvieron lejos del nivel de otros juegos y se fueron silbados por su público, además cayeron de la quinta a la sexta posición luego de la Victoria de Santos ante Pachuca.

El de este sábado fue un Tigres muy distinto al que venía jugando. Ricardo Ferretti tuvo que hacer modificaciones por la suspensión de Guido Pizarro y la lesión de Israel Jiménez.

Puso a Hugo Ayala como lateral derecho, que ya en Atlas alguna vez jugó, mientras Manuel Viniegra lo hizo por el Conde. Pero no fue todo, mandó a la banca a Jürgen Damm y puso a Lucas Zelarayán a volantear por la derecha, pero nunca pudo desbordar a Luis Fuentes y muchas veces se tiró al centro.

Los campeones arrancaron bien, teniendo el balón y metiendo a Pumas en su campo, pero no tenían profundidad y les faltaba claridad para armar acciones de gol.

Los unamitas esperaban y poco a poco aprovecharon que los locales no conectaban los circuitos y tuvieron la más clara a los 16 minutos en un tiro chorreado de Eduardo Herrera que se estrelló en el poste y se salvó el campeón.

Para colmo de males, Jesús Dueñas tuvo que abandonar por lesión a los 20', entrando José Francisco Torres en su lugar. Tigres estaba mal, no se acomodaba en la cancha y al 21' Quiñones desbordó a Ayala, mandó centro raso que se paseó por toda el área sin encontrar un rematador.

Las lesiones siguieron jugando en contra y al 35' salió del partido Jorge Torres Nilo y Tuca mandó a Iván Estrada a la cancha. Con esto movió a Ayala a la central y a Rivas a la lateral izquierda, dejando al Guty por derecha.

Con esto los regios se vieron un poco mejor, al 43" Lucas Zelarayán sacó un tiro de derecha que salió por un lado de la portería del Pikolin Palacios.

Este era un partido que no se podía perder ni empatar, había que ganar y en el complemento debían salir con mucho más determinación y futbol, pero Tigres estaba lejos de su mejor forma futbolística.

Y así lo hizo. Apenas a los 48' Sobis tuvo el gol, tras una gran habilitación de Gignac, pero el brasileño no supo definir ante Palacios. El equipo salió enchufado, poniendo más garra que futbol, pero de alguna forma se tenía que ganar.

Después al 55' el "Gringo" Torres estrelló en el travesaño un disparo de izquierda. Después vino la respuesta de Pumas al 60' con un tiro de Quiñones a la horquilla y en la contra Zelarayán de cabeza dejó ir el gol.

El juego se volvió de ida y vuelta, la pelota no pasaba por medio campo, de dos o tres toques llegaba Tigres al área rival y esto emocionaba a los Incomparables.

Poco a poco se le fue acabando el gas a los Tigres. André Pierre Giganac desesperado se tiraba muy fuera de su zona de influencia, Zelarayán se volvió a perder y Sobis tampoco encontraba su lugar.

A los 71' se dio una jugada donde Aquino remató a gol, pero en la acción el unamita Luis Fuentes tuvo que salir al lesionarse el brazo izquierdo al caer con todo el peso de su cuerpo sobre el, siendo relevado por Josecarlos Van Rankin.

Gignac estuvo cerca en dos ocasiones. Primero al 76' en una vistosa tijera y un minuto más tarde en un remate de izquierda que pegó en el poste y luego el Pikolín milagrosamente la sacó en la línea de meta.

Luego al 82" el francés quedó de frente al arco capitalino en un trazo largo de Ayala, pero su remate fue desviado por Palacios. Como en los juegos de barrio, entre amigos, era un partido en que ganaría el que anotara. El tiempo se agotaba, Ferretti mandó a Damián Álvarez por Zelarayán en busca de una jugada que definiera el partido.

Sin embargo, ya era tarde, el "Enano" poco pudo hacer y en los minutos finales se vio un concierto de pases equivocados y más ganas que otra cosa.

Ahora Tigres deberá cambia el chip, pues el martes enfrentará a Querétaro en la Ida de la Semifinal de la Concachampions en La Corregidora y el próximo domingo visitarán al Puebla en la Liga antes del paro por la fecha FIFA.