3 de septiembre de 2013 / 02:58 p.m.

En su estimación parcial, la organización mostró más optimismo que en años recientes, luego que la deuda y las crisis financieras en Europa y Estados Unidos golpearon el crecimiento económico. Pero exhortó a los bancos centrales, particularmente en Estados Unidos, a mantener las políticas monetarias laxas a las que se les acredita haber ayudado el rebote de las economías.

De antemano, indicó, las expectativas de que Estados Unidos relajaría su programa de estímulo monetario han causado un incremento en las tasas de interés del mercado a largo plazo y empezó a pesar en las economías emergentes. Con el desempleo en muchas partes del mundo aún elevado, los negocios y consumidores aún necesitan las bajas tasas de intereses y los fáciles accesos a préstamos que brinda a política monetaria relajada, de acuerdo con el reporte. Una brusca retirada podría hundir la recuperación.

Si bien la OCDE subrayó que la economía de los países que comparten el euro ha salido de la recesión, advirtió que la región sigue siendo frágil y podría atrasar el crecimiento económico mundial.

El reporte predijo que las tres más grandes economías de la eurozona —Alemania, Francia e Italia— crecerían 0.4 por ciento en promedio este año. El informe calculó además que el crecimiento de Estados Unidos rondaría el 1.7 por ciento, ligeramente por debajo de su estimación de 1.9 por ciento presentada en mayo.

AP