5 de marzo de 2013 / 06:36 p.m.

Ciudad de México • El cambio de la fórmula sobre la distribución de las participaciones federales, implantado desde 2008, favoreció al Estado de México, entidad ganadora en la obtención de estos recursos, reveló la calificadora estadunidense Moody’s.

De acuerdo con un análisis, la firma evaluadora explicó que en 2007 la entidad mexiquense recibió 12.3 por ciento del total de las participaciones federales que el gobierno erogó a todos los estados y el Distrito Federal; sin embargo, esa proporción pasó a 13.5 por ciento en 2012 gracias al ajuste de la fórmula.

Lo anterior significa, que de 2007 a 2012, la entidad mexiquense tuvo una distribución más amplia en 1.2 puntos porcentuales.

Las participaciones federales son las transferencias que reciben los estados y que no están etiquetados para fines específicos y que en promedio representan casi 70 por ciento de los ingresos subnacionales discrecionales.

“"Éstas son la principal fuente de ingresos que afectan a los estados para pagar sus obligaciones de deuda de largo plazo"”, detalló Moody’s.

La firma estadunidense reconoció que a partir del cambio de fórmula han surgido estados ganadores y perdedores de esos recursos recibidos, porque el nuevo mecanismo de repartición favorece a aquellos con mayor población urbana, economías más grandes y de rápido crecimiento, además de que hay incentivos para favorecer a aquellas con mejoras en su recaudación local.

A cinco años de implantarse esta nueva fórmula otras favorecidas son Veracruz, Puebla, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, San Luis Potosí, Hidalgo, Baja California y Tamaulipas.

En contraste, el cambio de la manera de distribuir los principales recursos de los gobiernos subnacionales provocó que entidades como Tabasco resintieran el efecto, que pasó de recibir una proporción de 4.6 por ciento en 2007 a 3.4 por ciento en 2012.

“Estos cambios pudieran parecer pequeños, pero en el caso de Tabasco representan una pérdida de 5 mil millones de pesos o 26 por ciento de los ingresos discrecionales entre 2007 y 2012.

A la lista de perdedores se suman el Distrito Federal, Nuevo León, Campeche, Sonora, Sinaloa, Baja California Sur y Colima.

Moody’s añadió que pese a lo anterior, la implantación gradual de la nueva fórmula ofrece una oportunidad para que los estados se ajusten a la nueva dinámica de ingresos. Por lo pronto, la evaluadora resaltó que no anticipa acciones de calificación derivadas de la fórmula

ALBERTO VERDUSCO