EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
31 de julio de 2017 / 06:01 p.m.

La temporada anterior no fue fácil para Edu Vargas, se notaba una ansiedad muy grande por hacer gol que lo orilló a tomar la responsabilidad de un penal en la final, mismo que fallaría y que, a la larga, pudo significar el boleto perdido de Tigres para el mundial de clubes.

Después de eso, nada volvió a ser igual. Perdió la titularidad, no tuvo actividad dentro de la liguilla y la ansiedad mostrada por esa sed de gol no podía ser olvidada por la afición, era claro que su rol de enlace no era suficiente.

Hubo muchos rumores sobre su posible salida, incluso se decía que Pizzi le había sugerido dejar a Tigres para tener un rol protagonista en otro club, pero después de la Copa Confederaciones tomó la decisión que le dio un beneficio a él y a Tigres: mantenerse.

Con gol de él Tigres ganó el Campeón de Campeones, además de que en el primer partido de la temporada frente a Puebla tiene una actuación destacada con dos asistencias de los 5 goles que se marcaron esa tarde, y el domingo en la jornada 2 frente a Santos puso el gol que daba el 0-1 (terminaría 1-1)

Edu Vargas vs. Santos

No es un centro delantero fijo, tiene mucha actividad en el tercer cuarto de la cancha, hay una movilidad en conjunto a Gignac y Valencia. Las oportunidades van llegando, la capacidad de Vargas lo hará estar en el lugar adecuado para recibir los pases de Damm y Aquino, o para aprovechar los huecos que deja Gignac y Valencia atrayendo las marcas.

El plan de juego no puede girar en torno a él, pero cada vez es una pieza más importante. 

lgw