EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
28 de junio de 2017 / 05:42 p.m.

Cada vez que juega la selección chilena hay una pregunta que se empiezan a hacer muchas personas: ¿por qué Edu Vargas no juega igual en Tigres?

Bastan 5 minutos de búsqueda en Google para darse cuenta que, estadísticamente, no ha tenido un buen paso en los últimos clubes donde ha estado. La U de Chile registró su último gran trabajo como delantero de equipo, pero después en Napoli, Valencia, QPR o Hoffenheim sus números estuvieron por debajo de lo esperado. Al principio se le consideraba porque en selección demostraba cosas ilusionantes, pero conforme pasaban los juegos iba disminuyendo.

Algo similar pasó en Tigres, solía iniciar los juegos y tener una influencia poco mediática pero muy táctica para Ricardo Ferretti dentro del campo, sin embargo su naturaleza de goleador le iba creando ansiedad que lo llevaba a buscar el gol, algo que todos soñamos hacer desde niños, y es entendible pero quizá lo hizo mediante las “formas incorrectas”; al paso de los minutos le fue costando la titularidad, tanto así que no tuvo ni un minuto dentro de la liguilla.

¿Por qué en Tigres mantiene esa conducta deficiente dentro de cada club? ¿Por qué en este equipo tampoco logra activarse como lo hace en Chile?

En el partido que pudimos ver este miércoles, referente a la semifinal de la Copa Confederaciones, notamos un gesto técnico bastante agradable: la controló en el aire, se giró con alta velocidad y puso un balón pegado al poste que el arquero alcanzó a sacar, antes de eso en el primer tiempo había tenido un mano a mano penetrando desde segunda línea, pero después de eso no tuvo mucha mayor influencia dentro del juego.

Dentro del módulo de juego que tiene Tigres él aparece más como mediocampista que delantero, eso significa que está mucho más cerca de la zona medular con respecto a lo que él acostumbra, y en esa zona es donde pasa una gran parte de los balones que circula el equipo, y como consecuencia tiene que activarse más, y en Chile se activa poco pero cuando lo hace tiene gran calidad, el problema es que dentro de lo que Ferretti emplea la zona donde Vargas más recibe no se ajusta a sus capacidades de resolver, es bien sabido que necesita la portería para sentirse cómodo, para poder primero jugar con la cabeza y después ejecutar con las piernas.

Este verano se ha mencionado que probablemente Vargas deje al equipo, son meros rumores entre muchos otros que también hay, pero si llega a quedarse Ferretti tendría que encontrarle un escenario de juego ideal para que se desarrolle, y que sus características logren ser asociadas con las de sus compañeros para hacer un bien colectivo que lleve a Tigres a estar siempre cerca de ganar.

Es un jugador de alta calidad, Tigres tiene que aprovecharlo. El que no haga pretemporada con el Club puede ser algo importante, pero ojalá se esté pensando la próxima temporada con él dentro del 11 titular.


lgw