EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
5 de septiembre de 2017 / 11:36 a.m.

Por un desgarro muscular y una luxación de hombro, Enrique Palos y Miguel Ortega salieron lesionados del partido contra Cruz Azul en el juego de Copa.

Uno se lastima después de haberse rehabilitado durante el torneo pasado y el otro se lesiona en el día de su debut en una jugada donde ataja un penal.

De los tres arqueros registrados por Tigres para la Liga MX, solo Nahuel Guzmán está sano. Es un portero reconocido y de buen nivel, seleccionado argentino que Sampaoli ha considerado en sus listas, y en octubre viene otra fecha FIFA donde seguramente lo llamarán. Entonces ¿quién se quedará en el arco del equipo?

Eduardo “Lalo” Fernández fue contratado por Tigres y llegó este domingo a la ciudad de manera sorpresiva para muchos. El primero de septiembre se informó que Real Salt Lake recibió una oferta de Tigres para fichar este arquero, sin mayores problemas fue aceptada y las tres partes quedaron satisfechas.

Pero ¿quién es Lalo Fernández? Jugaba para el ya mencionado Real Salt Lake aunque ha tenido muy poca actividad en la MLS, participó mucho más en su etapa anterior con el Real Monarchs de la USL, algo similar a una segunda división en Estados Unidos. Allí alcanzó 50 partidos, pero también tuvo actividad con el Phoenix Rising de la misma división e incluso con Peñarol B, un histórico del fútbol uruguayo.

Conoce los procesos de selecciones juveniles, alcanzó a formar parte de la Sub-17 mexicana y la sub-20 norteamericana, él nació en México, específicamente en Jalisco, pero lleva desde 2012 viviendo en Estados Unidos, al ser fichado por la academia del Real Salt Lake.

Y surge una pregunta: ¿por qué hay que recurrir a alguien ajeno totalmente al club? ¿Qué hubiera sucedido si las lesiones se hubieran suscitado después del 5 de septiembre con el mercado de fichajes cerrado? Hay arqueros como Alejandro Robles que llevan desde 2011 con el Club, nacido en Nuevo León. Marcos Barbosa debutó en Vaqueros de Nayarit también en 2011, y llegó para Tigres en 2015.

¿Estos arqueros no cumplen con el estándar de calidad para ser considerados en la primera división de Tigres? Insisto, ¿qué hubiera pasado si las lesiones hubieran sido después de haberse cerrado el mercado de fichajes?

Seguramente Eduardo “Lalo” Fernández tendrá actividad solo en Copa, en dado caso que Tigres siga vivo en esta competencia. Ocupará un lugar que evidentemente está vacante, se sumará para aprender y tratar de aprovechar las oportunidades que aparezcan.




gw