REUTERS
12 de abril de 2013 / 11:24 p.m.

Nueva York • El fabricante de medicamentos Eli Lilly and Co planea despedir a unos 1,000 representantes de ventas locales, o 30 por ciento de su fuerza laboral de ventas en Estados Unidos, mientras enfrenta la competencia de nuevos genéricos de sus principales medicamentos, dijo el viernes una persona cercana al tema.

Los recortes incluyen a empleados de ventas a tiempo completo y externos. Lilly cuenta con 38 mil empleados a nivel global y cerca de 17 mil en Estados Unidos.

Al mismo tiempo, la compañía planea sumar 300 personas a su área de ventas de productos para la diabetes, dijo la fuente.

Lilly confirmó en un comunicado que está reestructurando su fuerza laboral para adaptarse a los cambios, incluyendo el vencimiento de dos patentes. Las noticias fueron reportadas primero por la agencia Associated Press y otros establecimientos.

Las compañías que fabrican medicamentos a menudo reducen su fuerza laboral cuando sus patentes expiran y genéricos más económicos son introducidos en el mercado.

Las ganancias de Lilly cayeron 6 por ciento el año pasado después de que perdió la protección de su patente estadounidense para el medicamento de gran venta Zyprexa que trata la esquizofrenia. Los controles de costos ayudaron a evitar que las pérdidas fueran peores.

A fines del 2013, el antidepresivo Cymbalta de Lilly perderá la protección de su patente y genéricos del medicamento para la osteoporosis Evista de la compañía, que genera 1,000 millones de dólares en ventas anuales, llegarían a inicios de 2014.

La compañía ha proyectado ventas estables para el 2013. Durante el cuarto trimestre, la firma con sede en Indianapolis asumió un cargo de 64.7 millones de dólares por una reestructuración global, que incluyó un número no especificado de despidos.

En enero, Lilly proyectó agresivos controles de costos en toda la compañía este año.