5 de junio de 2013 / 06:31 p.m.

 

 

Nueva York • Las contrataciones por parte de empresas estadunidenses se mantuvieron débiles en mayo y un alto incremento de la tasa hipotecaria la semana pasada pesó en lo que ha sido un pujante mercado inmobiliario, lo que se sumó a las señales de que la economía perdió algo de impulso en el segundo trimestre.

Los empleadores privados crearon 135 mil puestos de trabajo en mayo, mostró el miércoles el reporte nacional de empleo de ADP, una aceleración en comparación con abril, pero menos que los 165 mil empleos estimados por los analistas.

Las nóminas privadas de abril fueron revisadas para mostrar un incremento de 113 mil puestos de trabajo, menos a los 119 mil informados previamente.

"La cifra fue débil", dijo Mark Zandi, economista jefe de Moody's Analytics, que elaboró el informe en conjunto con ADP.

"El (dato) de ADP sugiere que en vez de un aumento en la creación de empleos, está bajando en la medida en que avanzamos a los meses de verano (boreal)", declaró Zandi a los periodistas.

"No es que estemos cayéndonos de un precipicio, simplemente se siente como que estamos retrocediendo un poco", agregó.

El informe ADP mostró que los manufactureros disminuyeron sus nóminas en mayo, mientras que un informe separado indicó que el crecimiento de los puestos de trabajo en el vasto sector de servicios fue débil el mes pasado. Un indicador del empleo en las empresas de servicios cayó a su menor nivel en casi un año.

Se prevé que el ritmo de crecimiento económico se enfriará en el trimestre actual desde una tasa de un 2.4 por ciento en los tres primeros meses del año, en parte debido a la austeridad en Washington.

El sector productor de bienes recortó 3 mil empleos en mayo, con una caída de 6 mil puestos de trabajo en firmas manufactureras, que podría deberse en parte a recortes en gastos de defensa, sostuvo Zandi.

Las acciones de Estados Unidos caían durante los negocios de la mañana, mientras que los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subían. El dólar se debilitaba frente a una cesta de monedas.

La actividad en el sector de servicios de Estados Unidos se aceleró levemente en mayo. El índice de servicios del Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) subió a 53.7 el mes pasado desde 53.1 en abril. Eso superó la lectura de 53.5 esperada por los analistas.

Una lectura por sobre 50 indica expansión en el sector, pero la de mayo aún fue menor al nivel máximo de este año, de 56, alcanzado en febrero.

El componente de pedidos futuros subió, pero la medida de empleo bajó al menor nivel desde julio pasado, a 50.1 desde 52.

Pese al crecimiento débil, la industria de servicios tuvo un mejor desempeño que su contraparte de manufacturas, que se contrajo en mayo, según datos del Instituto de Gerencia y Abastecimiento divulgados previamente en la semana.

Datos divulgados el miércoles se sumaron a señales de desaceleración en las manufacturas, mientras que los nuevos pedidos a las fábricas subieron en abril, pero no lo suficiente como para revertir la caída del mes previo.

En un día con varios datos económicos, otro informe mostró que los costos laborales unitarios cayeron un 4.3 por ciento en el primer trimestre, su mayor baja en cuatro años, aunque la lectura pareció haber sido distorsionada por un cambio en la compensación de los empleados durante el período previo para evitar un alza de los impuestos.

FED EN LA MIRA

Las cifras de ADP fueron divulgadas dos días antes del informe gubernamental sobre el mercado laboral, que incluye al empleo tanto del sector público como privado.

Se prevé que ese reporte muestre que el crecimiento del empleo se aceleró sólo levemente, en 170 mil puestos de trabajo, que se compara con los 165 mil de abril.

El informe del viernes recibirá un escrutinio aún mayor al habitual, pues los inversores intentarán anticipar cuándo la Reserva Federal podría desacelerar su actual programa de compras de bonos por 85 mil millones de dólares al mes, diseñado para apuntalar la recuperación económica.

"Hemos visto diferencias significativas en las nóminas de ADP y las del Gobierno durante meses, pero de todos modos aún no sugiere que el mercado laboral sea lo suficientemente fuerte como para que la Fed comience a reducir", afirmó Andrew Wilkinson, estratega económico jefe de Miller Tabak & Co.

Desde que el informe fue reformulado a fines del año pasado, las cifras de ADP han diferido de los números de nóminas privadas del Gobierno en un promedio de 42 mil para arriba o para abajo, según High Frequency Economics.

El nerviosismo de que la Fed reduzca sus compras de bonos antes de lo previsto hizo que las tasas hipotecarias a 30 años subieran 17 puntos básicos, a un promedio de un 4.07 por ciento, en la semana que terminó el 31 de mayo, dijo la Asociación de Banqueros Hipotecarios.

La tasa de interés de la semana pasada fue la más alta desde abril del 2012 y es la primera vez que las tasas han estado por sobre un 4 por ciento desde comienzos de mayo del año pasado.

La demanda por refinanciamiento fue la más perjudicada por la aceleración en las tasas. Las solicitudes cayeron un 15 por ciento. La medición de solicitudes de préstamos para compras de casas -un importante indicador de ventas de casas- cayó un 1.6 por ciento.

Reuters