19 de agosto de 2013 / 06:29 p.m.

El sector privado rechazó que el implementar impuestos en alimentos y bebidas como confiterías, botanas y en los refrescos, no son la solución para combatir la obesidad infantil, puesto que ésta no desincentivará el consumo sino que, por el contrario, aumentará la proliferación de productos informales.

Raúl Picar, presidente de la Comisión de Comercio Interior de la Confederación de Cámara Industriales (Concamin), señaló que una muestra de ello puede verse después de la implementación de los impuestos al alcohol y tabaco, dado que esta acción no desincentivó el consumo sino que incrementó la proliferación de productos de contrabando y ahora el cigarro informal presenta niveles de consumo de hasta 19 por ciento.

El sector industrial se pronunció en contra de que en la próxima reforma fiscal se contemple un Impuesto de Valor Agregado (IVA) generalizado, porque esto terminaría perjudicando a los productores, en una industria que genera alrededor de 800 mil empleos directos.

Emilio Herrera, director general de Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (AMPRAC), dijo en conferencia que pese a las campañas en contra del consumo de los refrescos, la industria no ha visto una disminución en sus ventas, por lo que mantienen niveles moderados de crecimiento por debajo del 0.5 por ciento anual.

— LUIS MORENO