RUBÉN ALMAGUER
15 de marzo de 2017 / 07:21 a.m.

El objetivo principal para los Tigres en los primeros noventa minutos de ida ante el Vancouver era dar el primer zarpazo.

Para el defensa central, Francisco Meza, los auriazules disputaron la semifinal de la Liga de Campeones de Concacaf con un sólo pensar: tratar de sacar ventaja en el Volcán para luego buscar eliminar a la escuadra canadiense en su casa.

"La realidad era buscar el marcadory abrir el marcador desde el primer minuto, salimos a buscar el partido, a proponer. Ellos se cerraron muy bien, no nos desesperamos y bueno gracias a Dios pudimos abrir el marcador un poco tarde, pero alcanzó para ir con una ventaja de dos goles.

Sabíamos que iba a ser así, que son jugadores fuertes, potentes, nosotros tratábamos de no chocar con ellos, y mantener la pelota a ras de piso, no rifarla y creo que el equipo hizo un buen partido en parte defensiva como la parte ofensiva. Se tuvo la posesión de la pelota y conseguimos dos goles que por ahí nos lleva con esa ventaja para el siguiente partido", comentó Meza.

El colombiano reafirmó que el triunfo logrado en el Estadio Universitario ante la escuadra de Canadá, ayuda a tener en claro que existen metas en la institución felina, que ayudan a superarse y ser mejor en lo personal como en lo futbolístico, y conllevan en cosechar triunfos y logros tanto individual como en lo colectivo.

"La vida como el futbol todos los días hay que mejorar, qué mejor que ganando, todos los días hay que seguir más; estamos en un equipo grande donde las exigencias día a día van hacer altas, y todo los días es de prepararse y dar lo mejor en cada partido", finalizó el sudamericano al término del encuentro.