8 de febrero de 2013 / 03:27 p.m.

Monterrey  • La menor inflación reportada en enero así como la reducción en precios de alimentos de primera necesidad lograron que no hubiera la tradicional “cuesta de enero” y con esto que las familias de menos ingresos se beneficiaran.

Aunque en promedio las familias de un estrato económico bajo en Monterrey destinan la mitad de sus ingresos para alimentos, en enero las familias con bajos recursos lograron ahorrarse unospesos al registrarse una inflación menor y reducción en precios de algunos productos de primera necesidad.

El INEGI reportó en la capital de Nuevo León una inflación del 0.22 por ciento en el primer mes del año, indicador inferior al nacional ubicado en 0.40 por ciento.

Sin embargo el Centro de Investigaciones Económicas (CIE) de la UANL en un análisis que realiza sobre inflación en el área metropolitana de Monterrey, señala que para el estrato bajo la inflación se redujo un 0.038 por ciento.

Esto debido a la reducción de precios en algunos bienes y servicios que repercuten en mayor medida sobre las familias de estratos más bajos.

De acuerdo con el CIE una familia en Nuevo León destina en promedio un 25 por ciento de su salario al rubro de alimentos, mientras que una familia de bajos recursos hasta el 50 por ciento.

“Dentro de los bienes y servicios que disminuyeron su precio destacan: tomate rojo con un 29.6 por ciento, mango con un 28 por ciento, el frijol un 10.5 por ciento, aguacate con 10.41 por ciento, helados y nieves con 6.06 por ciento y puré de tomate un 5.04 por ciento”, argumenta el análisis.

Abel Hibert, presidente del Colegio de Economistas de Nuevo León dijo que la inflación reportada por el INEGI en 0.22 es baja y no representa un cambio significativo para la cartera de las familias.

Explicó que por ejemplo esta inflación de este 0.22 por ciento reduce dos centavos el poder de compra por cada 100 pesos que gastan las familias.

“La buena noticia es que la mayor parte de las bajas están en alimentos básicos como hortalizas (…) en enero no hubo cuesta de enero”, dijo.

Para Hibert, una de las razones que explica esta menor inflación en Monterrey, es que ciertos productos que tienen mayor ponderación en el índice registraron bajas importantes.

ALEJANDRA MENDOZA