roberto flores | @betoflores67
4 de enero de 2017 / 03:34 p.m.

El miércoles 12 de agosto del 2015 fue la última vez que Enrique Palos estuvo bajo la portería de Tigres en un partido oficial de Liga, ahora 514 días después el canterano felino volverá a defender el arco este fin de semana.

El nacido en Aguascalientes estará como titular ante Santos en el debut del campeón del último torneo, una situación que lo tiene motivado y con deseos de demostrar que puede ser confiable y que tiene hambre de estar jugando.

Siempre es positivo, es grato poder estar ahí dentro de la cancha, es una motivación extra el estar trabajando fuerte todo el torneo, estar lo mejor posible para el equipo, la institución y Dios quiera pueda hacer un buen partido”.

Lo veo que los que podamos jugar tenemos esa hambre de jugar, de estar y obviamente vamos a meter intensidad, ganas, vamos a querer demostrar dentro de la cancha que queremos estar y eso es lo que en el fútbol de hoy en día la intensidad siempre es clave y creo que tenemos esa hambre para enfrentar el partido”, expresó Palos en conferencia de prensa.

Aquella ocasión, Palos y los Tigres visitaron al León en la jornada 4 del Apertura 2015 y cayeron 2-1 ante los Panzas Verdes. Esa fue la última vez que en un juego de Liga Palos se calzó los guantes de portero titular.

A partir de entonces Nahuel Guzmán ha sumado 61 partidos consecutivos siendo el arquero titular felino, una marca que todavía se quedará corta de los 86 encuentros al hilo como titular que sumó Palos, desde el arranque del Apertura 2011 hasta la jornada 6 del Apertura 2013.

Hay que plantar cara y estar contra todo, hay que hacer bien las cosas, buscar en esta semana de preparación estar lo mejor posible y encarar el partido como se debe, con esa hambre y deseo de hacer un buen juego, dar un buen funcionamiento, un buen rendimiento en busca del resultado.

Todos los que estamos tenemos esa hambre de jugar, así entrenamos, así trabajamos y obviamente sólo juegan once, tenemos un plantel muy basto que todos entrenamos día a día con la ilusión de tener minutos y entrenamos siempre a tope”, enfatizó el arquero surgido de la cantera felina.

En cuanto a enfrentar a Jonathan Orozco como rival de la portería, luego de que el hoy arquero del Santos durante muchos años fue quien más calentó los Clásicos Regiomontanos cuando militaba en el Monterrey.

Sí me tocó enfrentarlo como rival en los Clásicos y la afición también lo tiene marcado como ese sabor que le daba a los partidos, ahora ya es con otro equipo y uno lo encara como tal, no te puedo decir si es algo especial o no, pero uno se enfoca más en lo que uno o el equipo pueda hacer y dejar esto un poco de lado”, indicó.