25 de enero de 2013 / 02:21 p.m.

La falta de una amplia red de ductos en México para transportar hidrocarburos, afecta de manera directa la competitividad del sector industrial y aéreo, toda vez que ésta situación encarece los combustibles y reduce los márgenes de utilidad de las compañías.

Representantes de los industriales y aerolíneas urgieron en la necesidad de construir un mayor número de ramales, esto con el objetivo de detonar nuevas zonas económicas e impulsar aún más el crecimiento de sus sectores.

Al respecto, Guillermo Heredia, presidente ejecutivo de Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), aseguró que la falta de una mayor red de gasoductos encarece la turbosina, lo que pone en desventaja a las aerolíneas nacionales con respecto a sus competidores internacionales que también operan en el país.

Sostuvo que al día de hoy el aerocombustible es 7 por ciento más costoso en México, respecto a la cotización de Estados Unidos, lo que merma la utilidad de las compañías mexicanas y eleva el precio del boletaje para los pasajeros.

Según el directivo, la única terminal que cuenta con ductos para el transporte y distribución de la turbosina es el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, mientras que en el resto de la terminales del país, el combustible debe moverse por ruedas, es decir, autotransporte.

"“En algunos casos, como el aeropuerto de Cancún, que utiliza por lo menos un millón y medio de litros diarios para las aerolíneas, es un combustible que se transporta en pipas desde Progreso y a veces tan lejos como Salina Cruz. Esto nos encarece muchísimo el costo del producto y pone en desventaja a las aerolíneas, además de que desincentiva el crecimiento de los vuelos internacionales”", dijo.

En este sentido, Enrique Beltranena, director general de Volaris, coincidió en la necesidad de contar con una mayor red de ductos, pues la carencia de esta infraestructura no les permite competir a la par con las empresas extranjeras que también operan en México y consumen combustible a un costo menor.

Aseguró que terminales aéreas como Toluca, Puebla y Cuernavaca, por citar algunas, no podrán alcanzar un buen nivel de competitividad en el precio de la turbosina, ante la lejanía que presentan los principales puntos de distribución.

Los costos en cada terminal "“dependen de dónde estén situados los aeropuertos, pues aquellos que están cerca del mar a veces es mucho más fácil y más baratos abastecerlos, al contrario de aquellos que estén más al centro del país, pues es más caro”".

Ambos directivos se pronunciaron confiados en que la nueva administración ponga en marcha una serie de medidas que permitan la pronta construcción de la infraestructura necesaria, aunque no descartaron que en el momento oportuno buscarán plantear de mejor manera este tema ante las autoridades .

Luego de que en la reforma energética de 2008 se abrió la construcción de los ductos a privados, sin embargo, hasta el momento no se han generado inversiones importantes en este sentido.

Sobre el tema, Juan Acra, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), aseguró que la necesidad de una mayor red de gasoductos es uno de los principales pendientes en materia energética, lo cual está limitando el desarrollo industrial en diversas regiones del país. Ha sido uno de los principales afectados por la falta de una eficiente red de ductos o gasoductos, en 2012 esta situación generó alertas críticas por el constante desabasto de gas natural.

""Los gasoductos construidos en la administración de Calderón estuvieron orientados a la generación de energía eléctrica. Como industriales buscamos que en esos ramales se puedan generar parques industriales, queremos que se nos tome en cuenta y poder participar con capital privado"”.

Insistió en que la falta de una mayor red ha tenido un impacto negativo para la generación de nuevas empresas y el desarrollo económico regional en el interior del país.

Por otro lado, mencionó que el tema del desabasto aún no se ha logrado erradicar, ante lo cual se pronunció confiado en que el nuevo gobierno sabrá darle una solución a esta problemática, antes de que se generen nuevas alertas, y la iniciativa privada tenga el gas que requiere en los diferentes puntos de la República Mexicana.

— NAYELI GONZÁLEZ