DIEGO MEDINA | @dgoarmando
26 de abril de 2017 / 08:26 p.m.

Como hace un año, Tigres se quedó a un escalón del mundial de clubes y volvió a fallar en su intento de convertirse en campeón de la Concacaf al caer anoche 1-0 en la vuelta de la gran final en la casa de los Tuzos del Pachuca.

En un partido de dos caras en donde en la primera mitad generó un par de opciónes de los botines de André Pierre Gignac pero un segundo tiempo en el que fue nulificado, Tigres terminó en el suelo y derrotado en la cancha del estadio Hidalgo y perdió su tercera final en la historia ante la institución Hidalguense con global de 2-1.

Trascender a nivel internacional seguirá siendo una cuenta pendiente para los felinos pues ademas de las dos Ligas de la Concacaf perdidas de forma consecutiva, hace dos años también cayeron en la final de Libertadores y se han quedado en la orilla de poder levantar un título de esa índole.

Tigres llegaba a la vuelta de la final con la única desventaja del gol de visitante al haber igualado 1-1 en el volcán, tanto que jamás pudieron marcar anoche en donde buscaron por todos lados y no encontraron la manera de hacer daño.

Fue un primer tiempo tipico de final. Ambas escuadras sin descuidarse en la parte defensiva e intentando cada uno con sus armas desequilibrar a la hora de ofender.

El obligado ante la desventaja del gol de visita era Tigres pero fueron los Tuzos quienes se acercaron primero al gol.

Al 10' la primera emoción para el estadio Hidalgo hizo suspirar a todos los aficionados Tuzos. En pelota aérea apareció Franco Jara frente a Nahuel Guzmán quien salvó a 'boca de jarro' su portería y a todo Tigres de ponerse abajo en el marcador.

Pero Tigres de la mano de su francés respondió de inmediato. Al 15' André Pierre Gignac disparó apenas entrando al area y para también hacerse notar en la cancha apareció el arquero del Pachuca Alfonso Blanco para salvar su marco.

El momento era de Tigres y de Gignac quien a larga distancia sacó un derechazo al 32' que pegó en el travesaño ante el lamento de Ricardo Ferretti y todos sus compañeros.

Pero Pachuca despertó para el final del primer tiempo y fue otra vez el 'Paton' Guzmán quien salvó a los felinos en dos ocasiones claras ataques del atacante Tuzo Franco Jara.

Al 44' a centro de Lozano el delantero argentino estaba solo en el area y su remate fue a la ubicación de Guzman quien mandó a tiro de esquina; en ese mismo corner volvió a atajar y achicó a Jara quien apareció sin marca luego de una asistencia de Omar Gonzalez pero su disparo fue a la humanidad del portero auriazul.

En la parte complementaria 'Tuca' se animó a mandar a la cancha a otros dos hombres ofensivos: Eduardo Vargas quien comenzó en la banca y Luis Advincula que aunque es lateral tiene una naturalidad de ir al ataque.

Sin embargo ni la entrada del peruano y el chileno ni tampoco el ingreso de Zelarayan a 20 minutos del final pudieron hacer a un Tigres peligroso que dio la sensación de haber muerto de nada en los segundos 45 minutos con muy poco generado en ofensiva.

La desesperación fue tanta que al 78' Guido Pizarro, quien volvió a la actividad con una máscara, se fue expulsado por doble amonestación y cuatro minutos después Pachuca mató marcando único gol del encuentro.

Al 82' Franco Jara aprovechó un mal rechace de Nahuel Guzmán quien escupió la pelota después de un trallazo del 'Chuky' para en contra remate anotar el 1-0 y festejar en grande el que le daba la tranquilidad a los de Hidalgo.

Tigres se lanzó en los minutos finales al frente tanto que al 93' Gignac marcó el empate que fue anulado por un claro fuera de lugar que aunque fue reclamado por todos los felinos fue bien marcado por el asistente.

Así culminó la noche triste de Tigres que se han quedado sin uno de sus claros objetivos del semestre y ahora contra la pared buscarán rescatar la Liga en los últimos dos encuentros que le quedan a la campaña.