redacción
22 de julio de 2015 / 08:17 p.m.

El estadio Universitario se hizo pesar desde el primer instante. Como ha sido una costumbre en los partidos de Copa Libertadores, los aficionados felinos recibieron de manera espectacular a su equipo.

La tradicional manta de ‘Incomparable hay una sola’ salió despegada de la zona norte del recinto felino. Por su parte, en la lateral del estadio se desplegó una gigantesca bandera de México.

Además, globos blancos, rojos, verdes, amarillos y azules fueron lanzados por los aficionados de Tigres.