JOSÉ ELGUETA | @ELCHILENORG
2 de diciembre de 2017 / 06:25 p.m.

Con autoridad, demostrando que los diciembres por lo general se visten de azul y amarillo, así fue como Tigres consiguió su tercera final consecutiva en Liga. Golearon 3 – 0 a las águilas del América y ahora esperan en la gran final del Apertura al rival de la ciudad para que se concrete la histórica final regia.

América fue superior la primera mitad a los dueños de casa, pero no pudieron demostrarlo en el marcador. La segunda parte cambió y Tigres dominó al rival, sacándolos del encuentro tras la apertura de la cuenta de Enner Valencia.

Las águilas no supieron manejar la desventaja y se quedaron con nueve elementos tras las expulsiones de Guido Rodríguez por doble amarilla y Edson Álvarez por una falta grotesca sobre Valencia.

Con la ventaja numérica el delantero ecuatoriano puso el 2 – 0 en el partido, generando la algarabía total en el Volcán. Pero faltaba uno más en la fiesta y fue el goleador de liguillas, André–Pierre Gignac convirtió desde los 12 pasos decretando la goleada.

Fue el gol número 18 del ofensivo europeo en liguillas, superando a Humberto Suazo, como el máximo artillero regio en la fiesta grande del futbol mexicano. Tigres fue superior en ambos encuentros y terminó avanzando a una nueva final por un global de 4–0.

El inicio del encuentro se desarrolló con intensidad de parte del elenco visitante, la primera jugada de peligro ocurrió en el minuto 3 del cotejo. Fue un tiro libre cobrado por Darwin Quintero, que Nahuel Guzmán controló de buena manera. Mientras las águilas buscaron ir al frente, los felinos mantuvieron la calma y rotaron el balón en ese lapso.

Al 9’ se demostró quien era el más necesitado y quien puso el hambre por el gol, porque los de Coapa estaban comprometidos en la búsqueda de abrir el marcador. Silvio Romero, eludió rivales en el área y dejó en el camino a Hugo Ayala, de pierna derecha probó a portería y nuevamente el portero auriazul logró contener.

Tras 15 minutos el encuentro se tornó ríspido y disputado en el medio campo, donde los dirigidos por Miguel Herrera intentaron con más garra que futbol. Por su parte los del ‘Tuca’ mantenían la calma dentro de la cancha, pero sin generar peligro.

La primera de peligro para los dueños de casa surgió al 21’, cuando Eduardo Vargas, eludió rivales por el centro del campo y cuando se acercó al área grande probó con un tiro potente de pierna derecha, pero se fue desviado por centímetros.

Tres minutos más tarde los capitalinos pudieron abrir el marcador, tras una gran jugada combinada. Se juntaron Oribe y Darwin, este último dejó sólo a Samudio que intentó de pierna diestra, pero la defensiva se cruzó a tiempo para alejar el peligro.

Nuevamente Darwin Quintero volvió a silenciar el volcán, pues un tiro libre directo pasó rozando el poste derecho de Nahuel y por centímetros no significó el gol.

A cuatro minutos de que finalizara la primera mitad André–Pierre Gignac estuvo a punto convertir al dejar a la defensiva en el camino y lanza un potente disparo de pierna derecha, Marchesín estuvo notable y desvió el peligro. ‘Edu’ Vargas, se hizo con el rebote y por centímetros no anotó.

Enner apareció al 42, cuando recibió un pase en profundidad dentro del área y de globito intentó convertir. Sin embargo, fue el poste el que evitó la apertura de la cuenta, Tigres finalizó mejor que como inició el encuentro y se fueron al vestidor con dominio del local.

La segunda parte inició tal y como finalizó la primera, con un América dejando espacios y Tigres contragolpeando. La primera de peligro fue para los felinos, nuevamente gracias a Gignac, que comenzó una carrera desde la media cancha y se internó a la zona roja, pero nuevamente el disparo se fue desviado.

Nuevamente el francés apareció al 50’, tras pase de Valencia desde la banda derecha, el europeo apareció sólo por el centro del área, pero su disparo dio en el poste y se paseó por toda la línea de la portería.

El goleador de la temporada regular, de parte de los de San Nicolás, Enner Valencia, apareció cuando más se le necesitaba. Pues un pase del ‘Chaka’ Rodríguez, fue bien recibido por el ofensivo ecuatoriano, que recortó hacía el centro y con velocidad se llevó a los dos centrales americanista. Cerró la joya de gol con un disparo colocado de pierna izquierda, poniendo el 1 – 0.

Las águilas comenzaron a desmoronarse al 59’ cuando Guido Rodríguez se ganó la segunda amarilla en una jugada dudosa ante Jesús Dueñas. Cinco minutos más tarde, Valencia peleó un balón en la banda ante el último defensor, Edson Álvarez, al verse superado le lanzó un patadón que significó roja directa, dejó a su equipo con nueve elementos.

Tigres con las expulsiones de la visita jugó a placer y al minuto 71 una jugada espectacular de Gignac, significó el 2 – 0 para los felinos. El francés partió desde el medio campo y con velocidad eludio rivales, el último fue el guardameta Marchesín y ante su salida la sirvió en bandeja para Valencia que sólo tuvo que empujarla con la pierna derecha.

Cuatro minutos más tarde Jürgen Damm se internó al área y Diego Laínez lo derribó, el árbitro Fernando Guerrero, sancionó el penal en favor de los dueños de casa. André – Pierre de pierna derecha transformó la pena máxima en el 3 – 0.

Los minutos finales fueron un mero trámite y simplemente Tigres con dos hombres más que el América se dedicó a distribuir el esférico ante la algarabía de la afición incomparable. El encuentro finalizó con la goleada de 3 – 0 para los dueños de casa.

AM