EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
2 de diciembre de 2017 / 04:35 p.m.

Ganar en el Azteca fue un gran resultado, pero sin llegar a ser una épica que se recordará toda la vida. Tigres pudo pasarle por encima al América a partir de haberlos anulado, ahora que toca jugar en el Volcán, ¿qué tan diferentes pueden ser las cosas?

Al América le fue bien de visitante este torneo, ganó en 6 ocasiones fuera de casa, pero Tigres solamente empató 1 juego y el resto los ganó. Desde la estadística puede ser un partido muy parejo.

La declaración políticamente correcta es decir que este es un partido diferente, que se enfocan en ganar, que todo va 0-0 y todas esas cosas que ya nos sabemos de memoria, pero eso es de dientes para afuera. Ningún partido de eliminación directa puede jugarse como uno más, mucho menos cuando traes una ventaja a casa con gol de visitante y el rival tiene la responsabilidad de buscar el gol desde el primer minuto.

Los partidos deben estar hechos a la medida, ver cuál es el contexto de juego, saber qué hacen ellos y ver cómo se les puede anular para acercarte a ganar. Ninguna estrategia de juego te asegura el triunfo, pero sí te puede acercar. Pero también hay que estar conscientes de algo: el fútbol como organismo vivo exige variantes durante el juego, y esto tiene que venir desde el banquillo para responder a la lectura que le den a cada momento del juego.

¿Necesitan a Damm, pero ¿cuándo?

Seguramente el inicio del juego puede llevar la iniciativa del América, ahí es necesario alguien con un corte defensivo muy marcado por ambas bandas. Torres Nilo y Rodríguez, seguramente. Si los espacios se siguen dando, sea cual sea el marcador, seguramente en la segunda parte podríamos ver a Damm para explotar cualquier hueco defensivo, y aunque sabemos que lo normal en él es terminar mal, es un gran beneficio que Tigres esté constantemente encontrando la línea de fondo.

Sobrevivir al balón parado

Pensando a favor, Tigres tuvo muchos tiros de esquina en la ida y de allí salieron varios remates, que aunque no iban a portería ya son una mejora con respecto a antes que ni siquiera conectaban el balón.

En contra sigue siendo un factor de temer, León así hizo gol hace 7 días, América tiene especialistas en ese aspecto y si el partido está cerrado el balón parado es muy buena forma de abrirlo.

Totales favoritos

Por calidad individual, por momento, por resultado, por la localía, por el mal juego de América y por más cosas Tigres es favorito. La única forma, o al menos la que hasta ahorita se ve posible para que los felinos no avancen es que ellos dejen de hacer cosas. Alcanzar la final está en sus manos.

AM