4 de octubre de 2013 / 03:17 p.m.

La incertidumbre sobre la duración del cierre parcial del gobierno estadounidense mantenía el viernes nerviosos a los inversionistas, a pesar de que en los mercados prevalece el punto de vista de que el Congreso podrá llegar a un acuerdo que impida el cese de pagos de la mayor economí­a del mundo.

 LONDRES- Unos 800.000 funcionarios federales y decenas de organismos estaban inactivos esta semana después que un Congreso agudamente dividido no logró ponerse de acuerdo sobre una financiación a corto plazo más allá del 1 de octubre, en que finalizó el año fiscal.        

En un principio los mercados aceptaron sin mayores consecuencias la expiración del plazo y el cierre parcial de los servicios federales no esenciales. Pero la ansiedad de los inversionistas ha aumentado gradualmente al prolongarse el desacuerdo presupuestario entre los republicanos de la Cámara de Representantes y la Casa Blanca.        

Mayor impacto tendrá para los inversionistas el plazo del 17 de octubre para ampliar el lí­mite de endeudamiento de Estados Unidos. De no ser aumentado, el paí­s podrí­a incurrir potencialmente en el cese de pagos de sus obligaciones, lo que podrí­a anular la recuperación económica global y privar al dólar de su posición como divisa mundial de reserva.        

El Fondo Monetario Internacional y el Departamento del Tesoro estadounidense ya advirtieron de las nefastas consecuencias que todo ello tendría.       

En Europa, las transacciones permanecí­an casi sin cambios. El í­ndice británico FTSE 100 subía un 0,1%, a 6.458, mientras que el DAX alemán hacía lo mismo, ubicándose a 8.604. En París, el CAC-40 ganaba un 0,6%, a 4.151.   

Wall Street se prepara para una apertura positiva. El Dow para entrega a término subí­a y el S&P500 atérmino avanzaba un 0,2%.

El dólar se mantuvo firme el viernes, y el euro un 0,3% más barato a 1,3591 dólares por dólar. La divisa estadounidense subió un 0,1% a 97.17 yen.        

En Asia, el Nikkei japonés bajó un 0,9% a 14.024,31, mientras que en Hong Kong el Hang Seng retrocedió un 0,3%, a 23.138,54. En Corea del Sur el Kospi bajó un 0,1%, a 1.996,98.

AP