JAIR RAMOS
19 de agosto de 2015 / 04:23 p.m.

Sin duda alguna Xolos tiene en su casa un arma que sabe utilizar y que es de mucho peso para los visitantes que llegan al Estadio Caliente.

Desde aquel 11 de Noviembre del 2007, fecha en que se inauguró este inmueble, los fronterizos han tenido este jugador invisible, que si bien para muchos podría no ser algo clave para determinar un resultado, al menos en Tigres las estadísticas han dicho otra cosa.

Y es que aunque la historia de duelos jugados ante Tijuana es corta, los de San Nicolás de los Garza han pasado tardes amargas en la frontera. De 4 visitas que han hecho los de Ricardo Ferretti a la ‘Perrera’, en ninguna de estas les ha alcanzado para ganar.

El saldo es de 3 empates y un descalabro desde el Apertura 2011 hasta el último semestre del 2014, recibiendo 4 goles por 3 en contra.

Esto ha hecho que la institución regia ponga cartas en el asunto y ha dedicado un espacio en Zuazua, Nuevo León, para construir una cancha de pasto similar al que se juega en Tijuana para el entrenamiento de sus jugadores previo a los duelos ante Xolos.

Esta herramienta ya fue utilizada por Ricardo Ferretti en estos días, esperando que esta táctica funcione y sumen su primer triunfo en la casa de los ‘canes aztecas’.

Tigres estrena en cancha sintética pensando en Xolos

“Ya tenemos, tres o cuatro años ahí jugando, sabemos de la dificultad que es o la diferencia que es pisar una cancha sintética. Por lo mismo el club hizo una canchita sintética al costado de la cancha dos, entonces es importante para nosotros adaptarnos rápido. Es un factor que tienen de ventaja ellos, pero no es tan diferente; es futbol, once contra once, y sabemos mantener el balón abajo que es lo importante para nosotros, la posesión del balón y con eso podemos sacar un buen resultado de allá”, mencionó Antonio Briseño.

De esta manera es como Tigres intentará igualar circunstancias y hará el viaje hasta Tijuana con la firme intención de que no les pese las condiciones del campo de los Xolos.