10 de enero de 2013 / 07:31 p.m.

Washington/Nueva York • Los legisladores de Estados Unidos revelaron el jueves correos electrónicos que parecían mostrar que Mike Duke, presidente ejecutivo de Wal-Mart, sabía ya en el 2005 de las denuncias de que los representantes de la compañía habían sobornado a funcionarios mexicanos.

Los archivos parecían contradecir los comunicados públicos de la compañía sobre el escándalo de sobornos ligado a su filial Wal Mart de México. Los legisladores dijeron que Wal-Mart Stores Inc no cuestionó la autenticidad de los documentos.

Los congresistas Elijah E. Cummings y Henry A. Waxman, que investigan las acusaciones de soborno de Wal-Mart, hicieron públicos documentos proporcionados por una fuente confidencial y que indican que Mike Duke y otros funcionarios de altos cargos de la compañía fueron informados varias veces sobre los presuntos sobornos. Los legisladores dijeron haber enviado una carta a Duke para hablar sobre la información.

En dos reportes del año pasado, el New York Times describió cómo Walmex utilizó grandes sobornos en todo México para abrir tiendas que de otro forma no hubiese podido establecer, y cómo las oficinas centrales de Wal-Mart habían sofocado una investigación interna inicial.

El segundo informe se centraba en cómo Walmex supuestamente pagó 52 mil dólares para cambiar el mapa de zonificación para poder abrir una tienda cerca de las antiguas pirámides en Teotihuacán.

La compañía sostiene que sus ejecutivos no recordaban mención alguna de las denuncias de sobornos en relación a la tienda en Teotihuacán.

Pero según los documentos divulgados por Elijah Cummings, el principal demócrata en el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, y Henry Waxman, el principal demócrata en el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, los abogados de la compañía le informaron a Duke sobre las acusaciones de Teotihuacán en el 2005.

Un correo electrónico del director jurídico de Wal-Mart, Thomas Mars, en octubre del 2005 le dio a Duke un memorando que resumía las acusaciones con una nota que decía: "Querrá leer esto. Estoy disponible para discutir los próximos pasos".

Un portavoz de Wal-Mart dijo que la compañía respondería a las preguntas sobre el tema en breve.

AP Y REUTERS