20 de junio de 2013 / 02:53 p.m.

 

El organismo responsable de protección de datos de Francia ordenó a Google el jueves que cambie su política de privacidad o se enfrentará a sanciones, encabezando una iniciativa europea para presionar al gigante de Internet para que explique mejor sus intenciones y métodos para recopilar los datos de los usuarios.

La Comisión Nacional de Informática y Libertades dijo que la política de privacidad de Google violaba la ley francesa y dio a la compañía estadunidense tres meses para hacer cambios o arriesgarse a una sanción de hasta 150 mil euros (201 mil 100 dólares) y a otra de 300 mil euros si seguía negándose a tomar medidas.

La CNIL, que ha liderado una investigación europea sobre la política de privacidad de Google desde su comienzo en marzo de 2012, dijo que España, Reino Unido, Alemania, Italia y Holanda planeaban tomar acciones similares en las próximas semanas. El mayor motor de búsquedas por Internet del mundo podría afrontar sanciones de varios millones de euros.

""Para finales de julio, todas las autoridades dentro del grupo de trabajo (de protección de datos de la UE) habrán tomado acciones coercitivas contra Google"", dijo la presidenta de la CNIL, Isabelle Falque-Pierrotin.

El año pasado, Google consolidó sus 60 políticas de privacidad en una y comenzó a combinar datos recopilados de usuarios individuales en sus servicios, incluyendo a YouTube, Gmail y la red social Google+. No dio a los usuarios recursos para salirse.

Como resultado, los reguladores nacionales europeos de protección de datos comenzaron una investigación conjunta. Dieron a Google de plazo hasta febrero para proponer cambios, pero no hizo ninguno. Google se reunió con los reguladores varias veces y argumentó que la combinación de sus políticas facilitaba el entendimiento a los usuarios.

La iniciativa de la CNIL está considerada por expertos legales y políticos como una prueba de la capacidad europea para influir en el comportamiento de las empresas internacionales de Internet.

Reino Unido todavía está considerando si se ha quebrantado su ley y pronto comunicará a Google sus hallazgos.

Google sostuvo que continuaría trabajando con las autoridades en Francia y otros lugares.

""Nuestra política de privacidad respeta la ley europea y nos permite crear servicios más simples y más efectivos. Nos hemos comprometido totalmente con las autoridades implicadas en todo este proceso, y continuaremos haciéndolo"", dijo un portavoz en un correo electrónico.Protección

El escrutinio ocurre en un momento delicado para Google después de las revelaciones de que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos ha recopilado en secreto datos de usuarios de nueve grandes compañías de Internet estadunidenses, incluyendo Google, para rastrear ciertos movimientos de individuos y contactos a lo largo del tiempo.

Las revelaciones sobre el llamado programa Prism de vigilancia provocaron preocupaciones y sesiones en el congreso de EU sobre el alcance de la recopilación de información.

Los ciudadanos europeos y sus líderes han expresado su enfado por no tener derechos legales que les protejan de este tipo de espionaje. El presidente Barack Obama se vio obligado a defender el programa de vigilancia durante una conferencia de prensa en un viaje a Alemania el miércoles.

España, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Holanda comenzaron procedimientos a nivel nacional en abril para determinar si la política de Google quebrantaba sus leyes nacionales.

— REUTERS