REDACCIÓN/REUTERS
29 de abril de 2013 / 09:26 p.m.

Ciudad de México • El gobernador de Banco de México, Agustín Carstens, dijo que la reforma financiera sí es muy importante y por lo mismo, hay que cuidar que pueda ser procesada de la mejor manera posible en las instancias legislativas.

En entrevista radiofónica, señaló que la reforma es buena, pero como cualquier otra tiene que pasar por una instancia política, en este caso el Legislativo, y "en la medida que entre con el mayor apoyo político posible, las posibilidades de éxito son mayores".

Aclaró que fue un paso importante el que se haya pospuesto su presentación a cambio de que haya un mayor apoyo político.

Con relación al tema de los problemas que están enfrentando las compañías desarrolladoras de vivienda, dijo que éstas no tienen un impacto directo sobre el funcionamiento del sistema financiero y que el monto de adeudos que tienen no pone el riesgo al mismo sistema.

Dijo que es importante que a través de las instancias adecuadas se analice la posibilidad de reactivar el mercado de la vivienda en México, porque ese sector sí tiene potencial para crecer y hoy no está creciendo todo lo que debería.

Dijo que a través de la Sociedad Hipotecaria, del Infonavit, de la Sedatu, se debe implementar una estrategia que permita un crecimiento sano de la vivienda en el país, bien financiado. Aclaró que hay muchas otras compañías que están sanas y que pueden seguir construyendo en México.

Banxico podría considerar bajar nuevamente la tasa clave de interés si la inflación desciende de 4 por ciento en el segundo semestre del año, dijo Carstens.

La autoridad monetaria redujo el costo del crédito a 4 por ciento en marzo, después de casi cuatro años de haberlo mantenido en 4.50 por ciento.

Por su parte, la inflación trepó a 4.72 por ciento a tasa anual en la primera quincena de abril, en una racha que el banco central espera sea temporal para luego ir declinando y ubicarse por debajo del 4 por ciento en la segunda mitad del año.

"Nosotros esperamos que esos fenómenos sean transitorios y que ya para la segunda mitad del año (...) ya estemos por debajo del 4 por ciento", dijo Carstens al ser consultado sobre la posibilidad de un nuevo recorte.

"Entonces quizá una vez que ya estemos en esa circunstancia haya la posibilidad de considerar un movimiento adicional (de la tasa clave)", agregó.

Finalmente comentó que sin ser complacientes, el trabajo que se ha hecho en materia económica por muchos años le da al país una buena plataforma de crecimiento.