MAYELA SANTOYO
14 de diciembre de 2015 / 07:59 a.m.

Con un gran orgullo y felicidad fue cómo vivió la familia de José Francisco Torres la obtención del cuarto título de Liga de Tigres.

Andrea Rodríguez, esposa del jugador felino junto a sus dos hijas, Francesca y Mia Torres, disfrutaron del partido pero con gran nerviosismo, ya que los auriazules se fueron a la tanda de penales. Pero como siempre alentando al mediocampista felino en cada partido y en todo momento.

"Lo más importante el apoyo de la familia, desde los padres del jugador, sus hijas, su esposa es estarlo motivando siempre toda la temporada. Cada partido siempre me gusta decirle los puntos de vista y es lo primordial el apoyo de la familia y eso ellos se sienten motivados, felices y le echen más ganas", expresó Rodríguez.

Aunque iban abajo en el marcador, los gritos de emoción y aliento se escucharon de Mia cuando entró su papá al terreno de juego.

Andy estuvo cada vez más atenta y justo en un tiro del ‘Gringo’ que pasó rozando el poste del arco de la UNAM, la emoción incrementaba. Y finalmente cuando Tigres logró vencer a Pumas en penaltis, toda la emoción se desató en la casa del mediocampista felino.

Al término del encuentro, Rodríguez agradeció a toda la afición de los felinos por el apoyo que siempre les brindan.

"Muy contenta, muy emocionada de ser parte de esta Gran Final con mi esposo. Muy orgullosa de él y verlo hasta dónde ha llegado y muy feliz y nada fácil de llegar a una Final pero Tigres es un gran equipo y me llena de orgullo saber que mi esposo pertenece a una gran institución", indicó la esposa del Torres.