rafael rivera - @rafadatos
25 de abril de 2016 / 07:14 p.m.

Pese a que actualmente esta relegado a la suplencia, el arquero Enrique Palos sigue siendo uno de los consentidos de la afición de Tigres, al grado de desatar el llanto de emoción de un aficionado.

Durante los festejos del ‘Niño Incomparable’ un pequeño seguidor auriazul no pudo contener las lágrimas al momento de convivir con el arquero dos veces campeón de liga, al cual le brindó un abrazo tras su llanto.