ROBERTO FLORES
27 de mayo de 2017 / 05:41 p.m.

Quizá pudieran parecer pocos, pero unos 100 Incomparables recibieron al campeón Tigres a su llegada a Guadalajara para disputar el juego de Vuelta de la Final del Clausura 2017 ante las Chivas.

Bajo un Sol que caía a plomo y unos 35 grados de temperatura, los felinos llegaron a un hangar privado a un costado del Aeropuerto Internacional de esta ciudad y afuera de esta lugar se armó una auténtica fiesta auriazul.

"¡Dale campeón, dale, dale, dale campeón, dale, dale dale campeón, dale, dale, dale campeón!", era el cántico que acompañó a cada uno de los jugadores que iban caminando hacia el autobús Oficial del equipo.

Hinchas de todas edades se dieron cita en este lugar, la mayoría de ellos que llegaron este sábado a la Perla Tapatía, y otros más que viven aquí y que se han hecho Incomparables por las últimas Finales.

"Yo soy de aquí de Guadalajara, pero ni las Chivas ni el Atlas me gustan, entonces lo que ha hecho Tigres en los últimos años y con la llegada de Gignac hizo que me inclinará por ellos", expresó Carlos Contreras.

Luego de un trayecto de unos 25 minutos, el autobús felino llegó al hotel de concentración en el municipio de Zapopan en donde ya eran esperado por otro grupo de aficionados.

Uno a uno fueron descendiendo los jugadores y eran recibidos con los gritos de "¡Tigres, Tigres, Tigres!", mientras que una vez en el lobby accedieron amablemente a tomarse selfies y firmar autógrafos.
Los más asediados fueron André Pierre Gignac, Damián Álvarez, Guido Pizarro, Nahuel Guzmán, Jürgen Damm, Javier Aquino, quien por cierto a era esperado por sus padres y algunos familiares.
El conjunto felino quedó concentrado y resguardado por un grupo de guardias privados para evitar que sean molestados en sus habitaciones, pues este hotel de concentración es como una especie de Hacienda, con habitación en varias secciones y no cuenta con más de un piso.

La cena está programada para las ocho de la noche y después ya antes de dormir cada uno de los futbolistas estará recibiendo un masaje muscular para estar bien relajados.

Este domingo tendrán desayuno opcional a partir de las 8 de la mañana, dos horas después tendrán una activación, la comida alrededor de la una de la tarde y al charla táctica a las tres y media, para después partir al estadio de las Chivas poco después de las cuatro.