Reuters 
31 de julio de 2013 / 07:39 p.m.

 

Washington DC -Baltimore  • La Reserva Federal dijo el miércoles que la economía continúa recuperándose pero aún necesita apoyo, sin dar indicios de que una reducción en el ritmo de su programa de estímulo de compra de bonos sea inminente.

Por ahora, la Fed mantendrá sus compras de bonos por 85,000 millones de dólares mensuales, en su esfuerzo para impulsar una economía que aún afronta desafíos del endurecimiento presupuestario federal y el débil crecimiento a nivel mundial.

Las autoridades de la Fed dijeron que la actividad económica se ha expandido a un ritmo "modesto" en el primer semestre del año, tras calificarla de "moderada" en junio.

En otros cambios en su comunicado de política, el banco central estadounidense mostró preocupación sobre mayores tasas de interés hipotecarias y remarcó los riesgos de que la inflación caiga muy por debajo de su objetivo.

"El Comité reconoce que la inflación persistentemente por debajo de su objetivo de un 2 por ciento podría presentar riesgos al desempeño económico, pero anticipa que la inflación volverá hacia su objetivo en el mediano plazo", dijo la Fed en su comunicado.

La Fed recortó las tasas de interés casi a cero a fines del 2008 y desde entonces ha incrementado más de tres veces su balance general, a alrededor de 3.6 billones de dólares, mediante rondas de compras masivas de bonos que apuntan a mantener bajos los costos de endeudamiento a largo plazo.

En una conferencia de prensa el 19 de junio, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo que el banco central probablemente comenzaría a retraer más adelante este año su actual programa de compra de bonos, con la intención de llevarlo a su fin a mediados del 2014.

Las autoridades de la Fed esperan que la economía supere pronto un bache inducido por el ajuste fiscal producido en Washington.

Un informe del Gobierno el miércoles mostró que el Producto Interno Bruto se expandió a una tasa anual del 1.7 por ciento en el segundo trimestre, mayor a lo esperado por analistas, pero la cifra de crecimiento del periodo enero-marzo fue revisada a la baja a un 1.1 por ciento desde un 1.8 por ciento previo.