ROBERTO FLORES
13 de febrero de 2016 / 06:18 p.m.

Ricardo Ferretti no pudo festejar su triunfo 400 en su carrera y los Tigres sufrieron un duro revés en casa al caer 2-1 ante unos Xolos que aprovecharon los errores defensivos del campeón.

Los felinos llegaban con una racha de cuatro partidos sin perder y aspiraban a alcanzar el subliderato del torneo, pero anoche dieron un partido muy por debajo de los anteriores en el nivel de juego e intensidad.

Los campeones se adueñaron del balón como habitualmente lo hacen, pero les faltaba la intensidad de los duelos ante León y Jaguares, mientas Xolos apretaba la salida felina en busca de un error que pudiera capitalizar.

El ambiente no era el de otros duelos. En la tribuna solo los Libres y Lokos cantaban y alentaban. En la cancha los avances felinos eran lentos y muy predecibles.

A los 12 minutos Javier Aquino desbordó y sacó un centro que Rafael Sobis remató de taquito sin inquietar a Fedrico Vilar, luego a los 21' Damm hizo lo propio por derecha, mandó diagonal que Aquino controló y se metió al área y disparó desviado.

Poco a poco Tigres apretaba el acelerador, al 34' y 35' dejaron ir dos opciones claras de abrir el marcador, primero en un débil remate de André Pierre Gignac y luego de Aquino.

Cuando mejor jugaba el cuadro local y la afición empezaba a "despertar", vino un balde de agua fría con el gol de Dayro Moreno, quien remató un centro de Kevin Gutiérrez, Guzmán rechazó, pero en el contrarremate marcó el 0-1, a los 42', para los fronterizos que festejó en grande Miguel Herrera en su banca.

Para colmo, un minuto después Rafael Sobis fue expulsado por el árbitro José Alfredo Peñaloza, con tarjeta roja directa, por una falta sobre Elio Castro, la cual consideró una entrada con fuerza desmedida.

El Tuca tenía que hacer algo al medio tiempo, sin embargo, no hizo cambios para el complemento y mantuvo a los 10 que finalizaron el primer tiempo. Y de inmediato mostraron que iban por todo, pues a penas en la primer acción Gignac tuvo un balón a modo que mandó apenas por encima del arco de Vilar.

La respuesta de Xolos llegó rápido. En un tiro libre, a los 48', Nahuel Guzmán evitó el segundo gol al desviar un remonte dentro del área chica de Henry Martín.

Sin Sobis en la cancha, Javier Aquino tenía que cerrarse al centro en busca de ser el enlace con el solitario Gignac, lo que le facilitaba la tarea defensiva a los Xolos, que además eran muy peligrosos en el contragolpe.

Al 56' una vez más el "Patón" Guzmán salvó su arco al desviar un intento de Dayro Moreno de clarearlo luego de un balón perdido por Torres Nilo en medio campo.

Tigres estaba partido, hacía falta modificar algo, se antojaba la entrada de Damián Álvarez en lugar de Damm para que Aquino acompañara más adelante al francés.

La noche se volvió más fría a los 60'. Carlos Guzmán buscó en profundidad a Dayro, Nahuel salió a cortar jugando como líbero, pero hizo el oso del año al querer bajar el balón con el pecho, dejándolo a merced para que el colombiano la mandara al fondo para el 0-2 de los fronterizos.

A Ferretti no le quedó otra que mandar al paraguayo Febando Fernández en lugar de Damm, para ver si podían lograr la hazaña de remontar el marcador con un jugador menos.

Ante el desorden felino, a los Xolos sólo les quedan a manejar el balón, aprovechar la superioridad numérica para llevarse la victoria, pues no se veía por donde el campeón pudiera descontar en el marcador.

Sin embargo, tuvo que venir el jugador diferente, el Gitano Gignac,para marcar un gol de otro partido. El francés aprovechó un rebote defensivo y de unos 20 metros sacó un trallazo que venció a Vilar y despertó al Volcán.

"¡O La La, O La La, Gignac, Gignac!", era el cántico que inundó el estadio, tras la sexta anotación del galo en el torneo y la cuarta consecutiva jugando de local.

Tigres se fue al frente por el empate, los Incomparables se prendieron y más de uno quería bajar a la cancha a ayudar a sus jugadores. Al 78' el "Queso" Fernández remató de derecha mandando un aviso a la zaga visitante.

El "Piojo" desesperado hizo dos cambios para romper el momento a Tigres, sacando a Juninho y Dayro, para que entraran Chávez y Arriola.
Xolos poco a poco recuperó el balón y empezó a desesperar a Tigres, incluso a los 83' Henry Martín por poco clarea otra vez a Nahuel.

"Tuca" mandó a la cancha a Zelarayán y Damián Álvarez, por Dueñas y Torres Nilo, pero quedaban ya apenas unos tres minutos más el descuento.

Todavía a los 91" se tuvo una opción para el empate en un cabezazo de Juninho en tiro libre, acción en la que también Nahuel Guzmán fue enviado por Ferretti a rematar.

Lamentablemente el tiempo ya no alcanzo y los Xolos se llevaron la Victoria, siendo esta la primera derrota de los felinos en casa en el presente torneo y un tropezón en el camino de cara al Clásico 106 que se será el 5 de marzo en el Coloso de Guadalupe.

Al final del partid, Nahuel Guzmán y el técnico de Tijuana, Miguel Herrera discutieron y a punto estuvieron de los golpes, pero fueron separados por los jugadores de ambos equipos.

El triunfo 400 del Tuca tendrá que esperar y habrá que ver si su equipo es capaz de regalárselo el próximo partido cuando visiten al Querétaro.

El arquero de Tigres provocó el segundo gol de los Xolos, tras una mala salida.
El delantero auriazul sumó 6 goles en el Clausura 2016, tomando una ventaja de dos dianas sobre sus perseguidores.