ALEXIS MORENO | @ALEXISMORENOE
1 de octubre de 2017 / 04:12 p.m.

El partido de Tigres contra Chivas terminó calientito luego de que se diera a cabo un conato de bronca entre jugadores y cuerpo técnico.

Nahuel Guzmán, festejó de una manera efusiva mientras se llevaba a cabo el incidente, lo que provocó el enojo de varios jugadores del rebaño, en especial el de Saldívar, que corrió a perseguirlo, pero fue detenido por sus rivales antes de entrar a los vestidores.

AM

Nahuel