REDACCIÓN - @MMDEPORTESMX
11 de diciembre de 2015 / 12:18 p.m.

El gol de André-Pierre Gignac dejó suspenso al inicio, y alegría al final, y la Segunda División de Tigres lo festejó eufóricamente. 

En su regreso de Querétaro tras haber ganado la final de ida 3-1, los de la filial felina no se perdieron el partido y al caer la anotación del artillero francés los jugadores chocan sus manos y se abrazan. En este equipo están presentes Jonathan Espericueta, Luis Castillo y Uvaldo Luna.

Por otra parte cabe recordar que el partido de vuelta será el próximo domingo a las 20:30 horas en el Olímpico Universitario.