ROBERTO FLORES | @betoflores67
19 de septiembre de 2015 / 06:22 p.m.

Dicen que no hay quinto malo y anoche para Tigres así fue en la edición 105 del Clásico Regiomontano, pues se levantó de un marcador adverso y terminó goleando 3-1 a los Rayados para mantener su dominio en los últimos duelos fraternales.

Los universitarios se vieron abajo al minuto 35 con anotación de Rogelio Funes Mori, coronando un gran primer tiempo albiazul, el cual echó a perder Efraín Juárez a un minuto del descanso con una irresponsable expulsión y abriéndole el camino a su rival para la remontada.

El partido inició con Tigres como protagonista, teniendo más el balón, pero sin claridad, mientras Rayados ya apostaba a tener éxito un pelotazo largo hacia sus tres delanteros.

Mientras los 43 mil espectadores que llenaron El Volcán, en su mayoría felinos, jugaban también su propio partido, los universitarios intentaban y apenas al minuto 3 tuvo en los botines de Jürgen Damm la primera opción, pero no se animó a disparar dentro del área.

Poco a poco las fuerzas se fueron nivelando, sobre todo gracias a un planteamiento del Turco donde puso a Stefan Medina a marcar a Javier Aquino, mientras que a Efraín Juárez lo mandó como una especie de interior; mientras que Edgar Castillo le hizo una gran marca a Damm, con lo que anularon las alas a Tigres y evitaron complicaciones.

A los 10’, André-Pierre Gignac hizo que todos se levantaran de sus asientos al intentar un gol de media cancha, luego de que Rayados perdió el balón y al ver a Jonathan Orozco adelantado lo quiso clarear, pero el portero albiazul evitó la anotación y volvió a hacer su tradicional señal de “aquí no pasa nada”.

Por momentos Monterrey se tiró por completo atrás, invitando a Tigres a ir al frente, pero los felinos no tenían creatividad ni profundidad en su futbol, con un Rafael Sobis desconectado y Gignac demasiado aislado.
Fue al 23’ cuando vino el primer aviso de Rogelio Funes Mori, quien desaprovechó un gran servicio en diagonal de Pabón y sin marca en el área mandó su disparo por un costado.

Pero fue al 35’ cuando no perdonó. El novato César Montes sacó un trazo en diagonal de más de 50 metros entre los centrales felinos al que el atacante argentino lo tomó de aire y de izquierda anotó un golazo para el 1-0 de Rayados que silenció al Universitario.

Todavía en una descolgada Dorlan Pabón tuvo el segundo tanto, pero su disparo rasuró el poste derecho del “Patón” Guzmán que ya estaba vencido.

Cuando parecía que terminaba sin problemas el primer tiempo para Monterrey, vino una expulsión muy tonta e irresponsable de Efraín Juárez, quien dio una plancha a Jorge Torres Nilo en una zona sin peligro y el árbitro Roberto García Orozco no dudo en mandarlo a la regadera. Lo bueno es que fue a un minuto del descanso y no le causó muchos problemas.

Sin embargo, para el complemento Mohamed decidió sacar a Edwin Cardona y mandar a Cándido Ramírez en un cambio que pareció demasiado medroso y que de inmediato se confirmó.

Mientras caía un aguacero también a Rayados se le vino un vendaval auriazul que amenazaba con igualar el marcador en cualquier momento.

Llegaron disparos de Pizarro y Gignac, lo que hizo que el Tuca se animara y mandara a Joffre Guerrón a la cancha por Torres Nilo al 52’.