CORTESÍA DE Carlos Meza BañueloS | @LAAFICION
28 de mayo de 2017 / 10:06 a.m.

Llegó la hora. Chivas y Tigres definen a partir de las 18:06 horas al campeón del Clausura 2017 en un torneo que quedará marcado en la historia, ya que los locales pueden ganar el doblete (Liga y Copa) o el visitante convertirse en bicampeón (Apertura y Clausura).

Tras un juego lleno de emociones en la ida, el Guadalajara y los de la Universidad Autónoma de Nuevo León tendrán que replantearse su estrategia en la casa rojiblanca. Ambos equipos manifestaron durante la competencia su estilo ofensivo, pero en un duelo de 90 minutos y que define todo un campeonato, pueden hacer ajustes.

En casa el Rebaño fue sagrado, pues con el apoyo de su gente solamente perdió un solo partido en todo lo que va del 2017. En contraparte, los regios no pudieron ganar en siete juegos durante el torneo, pero al duelo de esta tarde llegan enrachados al sumar tres categóricos triunfos en sus visitas a Querétaro, Monterrey y Tijuana.

Por parte de Chivas, Matías Almeyda tiene en mente salir con el mismo once que silenció el Volcán durante 85 minutos, esperando que las lesiones respeten a su equipo, que llega con las bajas de Ángel Zaldívar, Isaac Brizuela y Carlos Cisneros.

Por parte de Tigres, se esperará hasta el último momento si Hugo Ayala podrá estar de titular en la central felina, los otros diez serán los que arrancaron en estadio Universitario.

El gran dilema de los felinos será si podrán cerrar la final de visitantes, pues ha perdido juegos importantes fuera del Volcán. En 2014 fue la Copa Libertadores cuando cayeron con River Plate; ese mismo año perdieron ante América y al siguiente año los Pumas los derrotaron en CU, aunque terminaron coronándose por penales. Hace apenas un mes, Pachuca les quitó la Concacaf Liga de Campeones en el estadio Hidalgo.

Como dato curioso, en sus dos últimos títulos de Liga el Rebaño sacó un empate en la ida, ante Toros Neza en 1997 y Toluca en 2006, para en la vuelta sacar el triunfo y coronarse.

Los números durante la fase regular quedaron atrás, ni el tercer lugar de Chivas ni el gran cierre de Tigres contarán a partir de que Luis Enrique Santander pite el inicio de la gran final de vuelta del futbol mexicano. Y el juego de ida lo dejó más que claro, cuando el Rebaño pasó de victima a victimario en el primer tiempo.

La mesa está puesta. Esta noche se define la número 12 para Chivas, que igualaría al América como el más ganador de México; o la número 6 de Tigres, que lo sustenta como el más ganador del lustro.