juan lara | @juanlaram7
18 de enero de 2017 / 06:40 p.m.

El portero de Tigres, Nahuel Guzmán, estuvo presente en la emisión de ‘Futbol al Día’ con Don Roberto Hernández Jr. y repasó su histórica actuación en la Final del Apertura 2016 donde con tres penales atajados fue pilar para que los felinos conquistaran la quinta corona de liga.

El ‘Patón’ reveló que fue un partido casi soñado el que jugó frente a las Águilas del América, y solamente hubiera quitado el sufrimiento por lograr el empate en los últimos minutos.

Esa noche me tocó a mí, si a alguien en nuestro puesto, a un portero, le preguntan de una Final soñada, esa está muy cerca de serlo. Obviamente uno desea no sufrir tanto, esperar hasta el minuto 118 para empatar un partido. En cuanto lo personal está muy cerca de ser lo que pasó este 25 (Final contra América)”, comentó.

Guzmán declaró que el primer penal de William Da Silva está bien tirado y contó con algo de fortuna, pues, el balón se quedó detrás de él tras atajarlo y no entró a la red.

Imaginé que el pateador iba pensar que por ser el primer penal, él (William Da Silva) iba a tirar fuerte cruzado y dije ‘me quiere engañar’, y, bueno, acerté. Está bien tirado el penal y tuve la suerte de que la pelota se me queda porque la podía haber tocado y entraba”.

Sobre el disparo que atajó a Silvio Romero, Nahuel pensó que su compatriota iba a picar el esférico y por eso decidió aguantar en el centro hasta el último momento.

Fue fuerte, metió un buen zapatazo el ‘Chino’ (Romero). Lo que había visto, la ‘Panenka’, decidí quedarme parado en el último momento. Lo vi encarrerarse con fuerza, con enojo y decidí quedarme parado”.