Reuters
2 de julio de 2013 / 12:10 a.m.

 

Washington DC -Baltimore  • Un grupo de 19 fiscales generales estatales se sumaron a una investigación del departamento de justicia de Estados Unidos sobre una planeada fusión entre American Airlines Inc y US Airways Group Inc, dijeron a Reuters tres fuentes cercanas a las discusiones.

Algunos de los estados involucrados temen que perderán un terminal aéreo debido a la fusión, que podría crear la mayor aerolínea del mundo, mientras que otros están preocupados sobre una reducción en el servicio a las ciudades más pequeñas debido a la operación, dijeron dos fuentes.

US Airways cuenta con centros neurálgicos en Filadelfia, Charlotte, Washington DC y Phoenix, mientras que American los tiene en Dallas/Fort Worth, Nueva York, Miami, Chicago y Los Angeles.

US Airways anunció el 14 de febrero que planeaba fusionarse con American Airlines, que está emergiendo de la bancarrota, en un acuerdo de 11 mil millones de dólares en acciones. Las compañías esperan completar la fusión para fines de septiembre.

Los fiscales estatales están trabajando con los departamentos de justicia y transporte, que deben aprobar el acuerdo.

Un escollo en las conversaciones entre el departamento de justicia y las compañías es si las aerolíneas acordarán vender derechos de despegue y aterrizaje para reducir su dominio en el Aeropuerto Nacional Ronald Reagan a las afueras de Washington, D.C., de acuerdo a dos fuentes.

La participación de los fiscales estatales y el hecho de que el Departamento de Justicia esté tomando declaraciones señalan la amplia preocupación de que la propuesta fusión cree problemas con las leyes antimonopolio, dijeron expertos en la materia.

Todas las fuentes dieron declaraciones de manera privada para proteger las relaciones empresariales.

Texas está liderando los esfuerzos, dijeron dos fuentes, los otros fiscales generales involucrados provienen de Arkansas, Arizona, California, Washington DC, Florida, Iowa, Illinois, Minnesota, Misisipi, Nebraska, Nueva York, Oklahoma, Pensilvania, Carolina del Sur, Tennessee, Virginia, Wisconsin y Virginia Occidental.

Los servicios a ciudades más pequeñas se han reducido en años recientes debido a que las severas condiciones económicas y los altos costos del combustible han alentado a importantes aerolíneas a disminuir los vuelos a mercados no rentables y enfocarse más en grandes ciudades.