JORGE GARCÍA | CORTESÍA LA AFICIÓN
22 de diciembre de 2016 / 11:27 a.m.

América y Tigres se enfrentarán, otra vez, en la Final de un certamen. Ahora será para dirimir al Campeón del Apertura 2016.

En esta ocasión, los dirigidos por Ricardo Ferretti buscarán vencer a las Águilas, que los han vencido en las finales del Apertura 2014 y en la pasada Concachampions.

Aquí te dejamos el cara a cara de ambos capitanes: Rubens Sambueza, el volante casaca 14 de las Águilas, y Juninho, la muralla en la defensa central de los Tigres

Rubens Óscar Sambueza

Posición: Medio
Fecha de nacimiento: 01/01/1984
Estatura: 1.74 m
Peso: 77 kg
Llegada al equipo: Apertura 2012
El argentino es indispensable en el esquema de juego del América. Su visión dentro del terreno, además de su técnica, lo hacen la piedra angular del ataque americanista, ya que de sus botines parte toda iniciativa, acomoda la cancha, marca el ritmo.

En este Apertura 2016, el casaca 14 jugó el 71% de los minutos totales (aproximadamente 1397 minutos). En este lapso, Sambueza marcó en una ocasión, recuperó 216 balones, completó 645 de 916 pases, que equivale a poco más del 70% de sus envíos, y recorrió casi 171 kilómetros.

Uno de sus contras es la indisciplina, en la que constantemente cae o es provocado. Durante este certamen recibió 8 tarjetas amarillas y fue expulsado en una ocasión.

En este momento, el volante americanista lleva poco más de dos semanas sin actividad, luego de que se lesionara en el partido de ida de los cuartos en contra de las Chivas.

Anselmo Vendrechovski Junior

Posición: Defensor central
Fecha de nacimiento: 16/09/1982
Estatura: 1.81 m
Peso: 83 kg
Llegada al equipo: Apertura 2010
El casaca 3 es el líder defensivo de los felinos y capitán. Junto a Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo e Israel Jiménez han forjado una zaga sólida, ya que con ellos ha logrado los dos títulos de Tigres en la actual era de Ricardo Ferretti.

Durante este torneo, el brasileño fue titular en todos los encuentros con los felinos, disputando 1505 minutos (equivalentes al 76%); además, fue uno de los zagueros más pulcros de la liga, tras recibir dos tarjetas amarillas.

Durante todo el torneo recorrió cerca de 190 kilómetros, tuvo una efectividad de 83.6% en sus pases y recuperó un total de 347 balones.