NAYELI GONZÁLEZ
3 de agosto de 2013 / 02:38 p.m.

México • El presidente de la Asociación de Distribuidores de Gas LP del Interior (Adigas), Víctor Figueroa, reprochó que la reforma energética que está por discutirse en el Senado no tome en cuenta a esta industria, lo cual la deja en desventaja ante el desarrollo del país.

De acuerdo con la Prospectiva de gas 2012–2026, de la Secretaría de Energía, se prevé un volumen de venta anual por concepto de gas LP por más de 81 mil millones de pesos, toda vez que al año se comercializan 8.1 millones de kilos del energético.

Este combustible es consumido por 80 por ciento de la población en todo el país. Por lo que la industria mantiene la generación de al menos 125 mil empleos directos, así como de 315 mil indirectos.

"México requiere de una reforma energética que tome en cuenta a los más de 440 mil trabajadores que dependen directa e indirectamente de la producción, comercialización, distribución y administración del petróleo y sus derivados en el país", insistió el presidente de Adigas.

Según el directivo, el gas LP no fue tomado en cuenta en ninguna mesa de discusión del próximo análisis de la reforma energética, lo cual puede restarles competitividad a las empresas dedicadas a la venta del combustible, principalmente para consumo doméstico.

La red nacional de empresas distribuidoras opera una industria de 991 plantas de almacenamiento, 2 mil 744 estaciones de carburación, 3 mil 400 vehículos cisterna, 12 mil autotanques, 20 mil vehículos de reparto, así como 24 millones de cilindros portátiles.

Sin embargo, desde hace varios años no se han logrado concretar inversiones ante la falta de una certeza económica para este tipo de compañías, ya que entre sus principales demandas se encuentra la de liberar los precios de venta, señalan industriales.

Según la Comisión Federal de Competencia, en su resolución DC-2007, apunta que existen 451 compañías que operan en el mercado nacional de la distribución del combustible. El documento subraya la existencia de 189 empresas independientes, lo que brinda un total de 640 firmas enfocadas en el negocio de la distribución.

Figueroa insistió en que "no es posible asimilar que un energético con esta importancia en el desarrollo económico de la nación no haya sido contemplado en ningún índice de la reforma que próximamente será cuestión de análisis".

Concluyó que es de vital importancia dar cabida al sector de gas LP dentro de los cambios en materia de energía, "pues a pesar de ser una industria con siete décadas de actividad, se necesitan acciones que le permitan una reestructura de gran alcance, que contemplen el servicio al consumidor final, de un modo sustancial e integral y con la mayor seguridad posible".

Los distribuidores de gas han afirmado de manera generalizada que aun, cuando existen avances importantes en materia energética, en el país una parte importante de la población aún utiliza leña como principal insumo para sus necesidades diarias.