ROBERTO FLORES | @BETOFLORES67
26 de julio de 2016 / 04:32 p.m.

A pesar de que Tigres ha sufrido dos expulsiones de gente del mediocampo en los últimos encuentros oficiales, Guido Pizarro dijo que esto no se debe magnificar, pues el futbol se debe jugar al límite y en ocasiones los árbitros se equivocan en sus marcaciones.

Guido fue expulsado en el duelo de Campeón de Campeones ante Pachuca, lo que evitó que arrancara el torneo al ser suspendido en la fecha uno; ahora el sábado anterior Jesús Dueñas, su compañero en la contención, vio la roja frente al Atlas y fue suspendido un juego por lo que no estará ante América.

“Se juega a la pelota al máximo, también hay errores arbitrales, a veces se acierta, otras no, no creo que haya presión. Son jugadas del partido que, a mi manera de ver, el futbol se tiene que jugar al límite del reglamento. Así que los árbitros tendrán que estar concentrados y tratar de acertar lo máximo posible”, expresó Pizarro tras el entrenamiento del martes en La Cueva de Zuazua.

El “Conde de Lanús” reconoció que los silbantes en el futbol mexicano son honestos, pero muchas veces son presionados por los mismos jugadores en la cancha al fingir faltas o reclamar de más.

“En lo personal pienso que acá el arbitraje es muy honesto, lo que sí ha tenido fallas, no sólo con Tigres. Veo que va en busca de mejorar, tanto los árbitros como la Comisión de Arbitraje, y eso es muy valedero porque no se quedan sólo en el error sino que siguen mejorando.

“Esperemos que nosotros también, en lo personal me hago cargo, que a veces les hago un poco las cosas difíciles, pero de a poco dentro de la cancha debemos hacer las cosas más fáciles, no querer engañarlos, que no sientan tanto nuestra presión para que estén tranquilos y hagan un buen papel”, indicó el argentino naturalizado mexicano.

Pizarro recalcó que las polémicas arbitrales de los últimos tiempos no son exclusivamente por falta de capacidad de algunos nazarenos, sino que además los mismos futbolistas tienen su parte de responsabilidad.

“Creo que los errores son de todos, los jugadores queremos fingir cosas que hacen confundir al árbitro y la presión que tienen hace que se equivoquen, pero siento que en conjunto esto va a mejorar”, señaló enfático.